En la actualidad, hay muchos libros e ideas acerca de que tu bebé pueda empezar a leer y a desarrollar otro tipo de habilidades desde muy temprana edad. Sin embargo, no existen pruebas científicas que respalden estas teorías. Tampoco existe ningún método comprobado de que se pueden reconocer palabras antes de la edad considerada lógica. Ni hay pruebas de que si se inicia el estudio temprano será ventajoso para el niño. Tu bebé durante su primer año de vida tiene muchísimo que aprender.

Es fundamental el aprendizaje

De hecho, necesita aprender más que en su primer año de vida escolar. Ya que su programa de aprendizaje para sus primeros doce meses, incluye desarrollar amor hacia mamá, papá, hermanos y personas que lo rodean, aprender a confiar en que cuando tiene un problema cuenta inmediatamente contigo y con su papá.

Entender el concepto de permanencia, es decir, que el no verte no significa que no estés pendiente de él. Necesitará también aprender a manejar su cuerpo, por ejemplo, su mente, sus manos, caminar, sentarse, comer, etc. Deberá también entender el significado de cientos de palabras que estará escuchando día con día. A la vez tendrá que reproducirlas usando una complicada combinación de cuerdas vocales, labios y lengua.

También irá aprendiendo sobre si mismo su nombre, sus gustos, etc. Te imaginas si teniendo que cumplir con este pesado programa, todavía se le pueden agregar otras asignaturas. Lo que podría ocurrir es que se descuide lo esencial y dañar su desarrollo. Pocos son los padres que intentan forzar a sus bebés a mantenerse de pie antes de tiempo. Sin embargo, muchos no dudan en apremiarlo a leer. Debes poner en una balanza que tan importante es querer un hijo prodigio que termine la universidad aún siendo un niño. Piensa que no hay nada que demuestre que de esta manera en un futuro tu bebé tendrá una vida más satisfactoria y de riqueza. Si decides que tu bebé inicie su aprendizaje en lectura hasta que inicie su educación formal, tendrá el mismo éxito si se pone al corriente con los niños que hayan iniciado antes.

Tu bebé necesita vivir su propia infancia. No intentes llevarlo a tu nivel de adulto tan pronto. Pero si es importante que tu bebé vaya conociendo sus habilidades a fin de elegir los aspectos que realizará en adelante para triunfar en su vida. Tu puedes educar a tu bebé para que desarrolle todo su potencial a un ritmo adecuado sin forzarlo y proporcionándole estímulos y apoyo en su entorno. Descríbele como funcionan las cosas y para qué sirven. Indícale también las diferencias y semejanzas. Desde pequeño practica con él juegos didácticos, arma rompecabezas de piezas grandes adecuados para su edad. Si tu bebé te demuestra interés por las letras y números, ayúdalo y enséñale pero siempre jugando. No intentes tenerlo todo el tiempo estudiando. Si tu bebé se empieza a inquietar con alguna de las actividades que le des, cambia a otra. Recuerda también que es él y no tu quien debe elegir lo que le gusta e interesa. De esta manera le permitirás tener una alta auto estima puesto que estarás respetando sus ideales.