Si eres madre primeriza, seguro que uno de tus mayores miedos es bañar a tu bebé. El temor de que le pase algo es algo que les pasa a todas las madres, pero esto se pasa en unos días por lo que lo mejor es que hagas del baño una alegría para ambos.

A continuación te daremos algunos trucos para que disfrutes de este momento junto a tu retoño:

Prepara la bañera y relájate, comprueba que el bebé este tumbado y sujétale la cabeza con tu mano. No le mojes el ombligo si no se la he caído aún el cordón umbilical. Tienes que relajarte ya que los niños perciben todo y podrías darle miedo.

aprende-a-banar-a-tu-bebe-correctamente

Si el bebé se resbala y se cae en el agua, o tengas miedo, no le va a pasar nada, ten en cuenta que ha pasado nueve meses en agua, por lo que no es algo nuevo para él. Cuando esté el día frío, la va su cabeza al final del baño, cuando sea más grande, échale agua por la espalda, puedes meter dentro el jabón y la leche hidratante para que se calienten y pueda el bebé jugar con ellos.

También debes saber que las bañeras infantiles debes rellenarla siempre con agua caliente ya que al los pequeños moverse se enfría pronto. Y ten en cuenta que las bañeras infantiles tienen muy poca agua y los niños la remueven constantemente, con lo que se enfría pronto, así que si puedes rellénala con agua más caliente.