Nadie nace sabiendo ser padre, pero serlo por primera vez es el mejor sentimiento que puede tener un hombre en toda su vida.

Cuando el bebé nace, surgen miles de responsabilidades que deben cumplir los nuevos padres. Habla con tu pareja y divídanse las tareas. Hacer esto ayudará a consolidar la familia y a tener una mejor comunicación para definir objetivos comunes, estilos de educación, horarios para hacerse cargo del niño, entre otros.

Sugerimos que, cuando ella aun esté embarazada, busquen un curso especializado de preparación para ser padres, de los cuales hay muchos en la actualidad. En ellos, podrán aclarar sus dudas e informarse detalladamente del proceso antes y después del parto.

No olvides que también existen libros del bebe que son muy útiles y necesarios de tener en el hogar para cualquier emergencia.

Tareas del padre primerizo

Generalmente, el hombre es quien asume los principales gastos económicos del niño; sin embargo, no olvidemos que en la actualidad los roles han cambiado para ser equitativos, en la mayoría de los aspectos.

Más o igual que la madre, el hombre debe estar pendiente de las necesidades del hijo: afecto, salud, alimentación, vestimenta y, más adelante, educación. Asimismo, si es posible, también preocuparse por acelerar ese aprendizaje  por medio de la estimulación temprana, con la debida orientación de un especialista.

Algunas tareas que puede y debe hacer el padre son:

  • Ir a comprar al supermercado, debe de enseñar siempre a comer saludable.
  • Cambiar los pañales.
  • Preparar los biberones.
  • Cuando se despierta en la noche, pasarle el bebé a la madre para que lo alimente y luego el padre puede sacarle los gases.
  • Acompañar a tu pareja a las citas con el médico.
  • Pasearlo y cantarle para que se duerma.