Qué Son los Calambres

Los calambres son espasmos dolorosos que generalmente se presentan por la noche y son muy comunes durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. Son ocasionados por el exceso de fósforo y la deficiencia de calcio en la sangre. Para contrarrestarlos es necesario que preguntes a tu médico qué puedes hacer. Quizá él te recomiende tabletas de calcio que no contengan fósforo. Es posible que necesites disminuir la cantidad de leche y carne de tu dieta, pero en este caso, tendrás que asegurarte que obtengas suficiente calcio y proteínas de otros alimentos. Llega a suceder que la presión del útero sobre ciertos nervios y el cansancio contribuyan a sentir calambres. Utiliza medias elásticas en el transcurso del día y alterna momentos de descanso en los que puedas colocar tus piernas en alto.

Recuerda que si sientes un calambre en tu pantorrilla, lo mejor será que estires tu pierna y flexiones lentamente el tobillo y los dedos del pie en dirección a tu nariz. Este estiramiento aliviará el dolor. De hecho, si te acostumbras a hacerlo antes de dormir varias veces con ambas piernas puede ayudarte a prevenirlos. Otra cosa que puede ayudarte es ponerte de pie sobre una superficie fría. Si utilizaste una de estas dos opciones y te funcionó, date masaje o calor sobre la pantorrilla para que sientas mayor alivio. Sin embargo, si estas dos opciones no te ayudaron, no des ni masaje ni calor a tu pantorrilla. Es importante que llames a tu médico pues puede existir una pequeña posibilidad de que se haya formado un coágulo de sangre en una vena para lo cual requerirías un tratamiento médico.