Cambios en mi Cabello, Uñas y Piel

La circulación provocada por las hormonas del embarazo alimenta también a las células cutáneas lo cual ayuda a que tu cabello y tus uñas crezcan más rápido. Inclusive, es posible que tu cabello llegue a engrosar un poco. Sin embargo, es también posible que empiece a crecer vello en lugares indeseables como los son labios, mejillas, mentón, piernas, brazos, espalda y vientre. Gran parte de este vello desaparecerá unos seis meses después del parto, aunque la otra parte puede quedarse otro tiempo.

Productos Químicos

De cualquier manera, no te aconsejamos usar depilatorios ya que a pesar de que no existe ningún riesgo conocido, es posible que tu piel no reaccione bien ante estos productos químicos e incluso es posible que pasen al torrente circulatorio lo cual podría quizá afectar a tu bebé. Lo que puedes hacer, si lo deseas, es depilarte o afeitar piernas y antebrazos ya que esto no representa ningún riesgo.

Hormonas del Embarazo

Recuerda que las hormonas del embarazo provocarán varios cambios en tu cuerpo. De la misma manera que se ha oscurecido la areola que rodea tus pezones, también se oscurece ahora la línea alba que es una línea blanca que recorre tu abdomen hasta la parte superior del pubis. A partir de ahora cambia de nombre a línea negra. El oscurecimiento en la piel suele presentarse sobre todo en las zonas con mucha fricción tales como los muslos.

Si tu piel es morena, seguramente presentarás decoloraciones siguiendo una forma parecida a una máscara en la frente, la nariz y las mejillas. Estas manchas serán oscuras si tu piel es clara y serán claras si tu piel es oscura.

Esto que parece máscara desaparecerá poco a poco después del parto. Por lo pronto, no es conveniente que intentes disimularlas con maquillaje. De hecho, los rayos del sol pueden intensificar esta pigmentación por lo que será conveniente que preguntes a tu médico si puedes utilizar un protector solar factor 15 o superior cuando estés expuesta al sol. Acostúmbrate a cubrirte con un sombrero de ala ancha para que proteja tu rostro. Si es necesario tu ginecólogo te aconsejará un suplemento de vitaminas que contenga ácido fólico ya que el exceso de pigmentación puede deberse a una deficiencia del mismo. De cualquier manera, es conveniente que ingieras vegetales de hoja verde; así como naranja, cereales y pan de trigo integral todos los días.

Otra situación causada por las hormonas es el enrojecimiento y la picazón de las palmas de las manos y en ocasiones las plantas de los pies. Es posible, también que tus uñas estén quebradizas o blandas; incluso que se les hayan hecho surcos. Si notas alguna infección en ellas, deberás comunicárselo a tu médico.

Manchas y Salpullido

Otra de las cosas que puedes notar en tu piel debido al aumento de estrógenos, son manchas color azul en las piernas cuando tengas frío. Esto es normal y desaparecerá después del parto.

Si llegaras a notar salpullido, es normal; éste proviene de las glándulas sudoríparas que se distribuyen por todo el cuerpo. En estos casos lo que puede ayudarte es darte un baño, ponerte talco e intentar mantenerte lo más fresca posible. De hecho, la sudoración que normalmente se produce en las axilas, bajo los senos y en la zona genital, disminuye durante el embarazo por lo que a pesar de que padezcas de salpullido, el olor de tu cuerpo será menor.

Hay algunas veces en las que se suele desarrollar durante el segundo y tercer trimestres un problema cutáneo benigno el cual generalmente se ubica en zonas de mucha fricción como debajo de los brazos. Si después del parto, no desaparece, tu médico deberá decidir qué hacer.