El inicio para un alcanzar el éxito en la seguridad de tu bebé debe ser un cambio y preparación de ti misma. Sigue las siguientes reglas. Si ya estás acostumbrada a todo esto, no te será difícil. En caso contrario, es importante que pongas todo tu empeño en recordar estas normas de aquí en adelante.

Nunca Descuides a Tu Bebé

Esto es, vigílalo todo el tiempo aunque parezca estar en un lugar seguro e inofensivo, él ya puede ingeniárselas para salir por sí mismo del corralito, por ejemplo.

Pon Tus Cinco Sentidos en lo que Estás Haciendo

Es decir, no permitas distracciones cuando estés utilizando sustancias que ofrezcan peligro como son medicinas, productos de limpieza, insecticidas, herramienta, aparatos eléctricos, etc. ya que si tu bebé está despierto y fuera de su cuna, basta un segundo de distracción para tener un problema.

Cuida las Presiones Emocionales

Al estar preocupada, o bajo tensión, se corre el riesgo de olvidar detalles de suma importancia para la seguridad como es el dejar el cuchillo olvidado sobre la mesa por ejemplo.

Nunca Dejes Solo a Tu Bebé

No salgas de tu casa o departamento dejando solo a tu bebé aunque sea por corto tiempo y él esté dormido en un lugar seguro. Tampoco lo dejes solo en una habitación si está despierto. Si está dormido puedes aprovechar el tiempo para tus ocupaciones pero con vigilancia constante o con un radio que te permita escucharlo de donde él se encuentra a donde estás tú. No lo dejes a cargo de un niño pequeño aunque ya sea mayorcito mientras tu terminas con tus quehaceres puesto que estos niños aún no conocen su fuerza ni miden las probables consecuencias de lo que hacen. No dejes con tu bebé a su mascota preferida, aunque el animalito sea muy manso.

Ropa Adecuada

Protege a tu bebé con ropa de dormir de material inflamable. Asegúrate de que las pantuflas no son resbalosas. Y que los pies de su mameluco no están demasiado flojos que pueda tropezar. No le pongas bufandas ni listones más largos de quince centímetros para evitar que se enrede en ellos.

Primeros Auxilios

Es importante que si no sabes de primeros auxilios, tomes un curso o leas información para que en caso de alguna situación inesperada puedas actuar y evitar un problema.

Permítele a Tu Bebé Valerse por Sí Mismo

En cuanto hayas creado un ambiente seguro en tu casa, es muy importante que no sobreprotejas a tu bebé y le permitas gatear y caminar libremente por tu casa. El irá aprendiendo de sus errores y esto será muy beneficioso para su desarrollo. Si él crece con miedos perderá la educación que proviene del juego y la felicidad de una infancia divertida.