¡ Felicidades cumplió los 10 meses… !

Esta etapa en la cual tu bebé estará tratando de aprender a comer solo, será de mucho trabajo para ti pues llega el momento en que no sabes si es más lo que juega que lo que come. Necesitarás mucha paciencia y muchas servilletas de papel durante varios meses. Sin embargo, es importante que al mismo tiempo que le estás enseñando a comer, le vayas marcando reglas de urbanidad. Te conviene pensar en poner alguna protección en el piso para recibir la comida que caiga y no ensuciar tu alfombra o suelo.

Para este fin es muy útil el periódico ya que después de la comida lo puedes recoger y tirar. Necesitarás también un babero grande y cómodo. Dobla las mangas de tu bebé arriba de los codos para mantenerlas relativamente secas y limpias.

Facilítale el Camino

Es importante que tu bebé vaya descubriendo cómo le cuesta menos trabajo comer. No debes prohibirle actitudes, ya que experimentando será como poco a poco irá adaptándose al uso de la cuchara, el vaso, etc. Necesitará de tu ayuda para facilitarle las cosas. Por ejemplo, un plato extendido le causará mayor problema pues la comida se caerá continuamente. Proporciónale preferentemente un plato hondo o uno de los que tienen divisiones. Si es posible, consíguele uno con hules de succión que se fijan a una superficie lisa. Sus líquidos sírveselos en una taza con tapa y boquilla pero si esto no le gusta, dale en un vaso normal pero sírvele muy poco para evitar muchos derramamientos. Y no le dejes este vaso al alcance de su mano. En cuanto al alimento, no le sirvas dos platos al mismo tiempo, ni más de dos o tres cosas distintas en el mismo plato ya que esto le puede causar confusión y en lugar de comer, se pondrá a jugar. Recuerda que todos sus platos, vasos y cucharas deben ser irrompibles. Ponle una cuchara en la mano aunque sólo la utilice para agitarla mientras come con la otra mano pues finalmente aprenderá y empezará a utilizar la cuchara correctamente.

Paciencia

No te desesperes cuando tu bebé esté ensuciando su ropa, su silla, la mesa y el piso. Pues si en ese momento decides darle tu en la boca, Si conseguirás una mayor limpieza pero también lo invalidarás y tardará más tiempo en aprender a comer por sí mismo. Debes recordar que los niños son actores natos y que si tu u otra persona se ríen de lo que hace, él lo exagerará y lo repetirá incontables veces pues le encanta llamar la atención. A él no le gusta que lo critiquen, por lo que si tu le reprochas algo que haga mal, le molestará. Lo mejor es que no hagas ningún comentario. A menos que logre llevar con éxito y limpiamente la comida a su boca ya sea con la cuchara o con sus manos. En este caso deberás aplaudirle elogiándolo por haber logrado tan importante hazaña. Es importante predicar con el ejemplo por lo cual es importante que toda la familia se comporte debidamente en la mesa si quieres que tu bebé aprenda reglas correctas de urbanidad. Si él empieza a jugar y notas que ya no come. Lo mejor será bajarlo de la silla ya que finalmente eso es lo que él quiere y no lograrás que coma más.