El arribo a casa de un bebé lo cambia todo ya que sus necesidades dependerán de quien lo cuide; de ello lo indispensable de prepararse con antelación para asumir la responsabilidad sin comprometer la salud del pequeño; aprenda las pautas más exigentes en esos primeros meses de vida.

10-.Cuidados básicos que necesita su bebé durante los primeros meses

¿Qué cuidados necesita un bebé en sus primeros meses?

Las emociones no se hacen esperar cuando llega un bebé recién nacido a casa, por una parte están las derivadas de mostrarle el lugar que será su hogar, y por el otro, la incertidumbre y temor – principalmente en padres primerizos – de saber si serán capaces de satisfacer todos sus requerimientos.

Aunque ser padres no se aprende con un manual y que conlleva un proceso paulatino en el que se consiga conocer y entender al pequeño, existen ciertas pautas o recomendaciones que pueden ayudar a solventar esos primeros meses que suelen ser los más complicados.

Por lo general, el primer día en casa es el más difícil, ya que se prescinde de la asesoría de médicos y enfermeras que le oriente; en caso de que luego de evaluarle con el test APGAR, no le sean establecido cuidados específicos para su desarrollo, lo más conveniente es ser previsor y preguntar cualquier inquietud antes de abandonar el centro de atención médica en el que nació el bebé, con esto sentirá un poco más de tranquilidad.

Sin embargo, le sugerimos además algunos cuidados primordiales que necesitará su bebé en esta primera etapa:

1.      Lactancia:

No se desanime si su bebé no come con la facilidad que muestran otros pequeños, es normal que al principio se complique el alimentarlo; sin desesperarse, intente acomodar el pezón en la boca a fin de no dificultar su respiración. Es importante no dejar sobrepasar más de 4 horas entre cada comida, lo que implica que deberá alimentarle entre 8 veces al día a libre demanda; si al inicio no produce suficiente leche, entienda que es la succión del pequeño que vaciará el pecho fomentando la producción.

La leche materna siempre es la opción más sana

Aunque existen infinidad de fórmulas diseñadas para alimentar a bebés recién nacidos, lo cierto es que los nutrientes presentes en la leche materna son inigualables de ahí la importancia de proporcionársela desde el momento en que nace. La primera en salir es más consistente que la producida después, lleva por nombre calostro; una leche alta en proteínas y anticuerpos que brindaran protección frente a enfermedades, además de nutrirle mejor.

La prevención de enfermedades por vía oral cobra mayor fuerza en los primeros meses, recuerde limpiar los pechos con agua y jabón neutro una vez al día; de sentir dolor o inflamación, despreocúpese, suele suceder debido al aumento en la producción de leche.

El entorno e higiene:

El ambiente idóneo para un bebé es ventilado, es decir, con una temperatura ajustada con la que se evite el calor excesivo; conserve espacios limpios de polvo y humo, así como libres de ruidos que puedan alterar al bebé.

Procure que sus manos estén limpias antes de manipular al infante, y evitar el contacto con personas enfermas, no olvide que su sistema inmune es débil todavía. Respecto a la ropa, es aconsejable el uso de prendas de algodón; mientras que para bañarlos podrá optar entre un baño de esponja – humedeciendo una toalla o esponja en agua tibia y jabón de bebé, misma con la que se aclarará el producto – o uno de inmersión.