Técnicas para Determinar su estado

Diversos Tests

Gracias a los avances en la tecnología y en la ciencia médica, ahora es posible darse cuenta de cómo está el bebé dentro del útero. Estos tests se pueden llevar a cabo en cualquier momento del embarazo cuando existe algún motivo de preocupación, o durante la semana 41 o 42 cuando se cree que el bebé lleva retraso.

Prueba de Movimiento Fetal

Algunos de estos tests son por ejemplo el valorar en tu propia casa el movimiento fetal. Esta prueba puede dar algunas indicaciones sobre las condiciones de tu bebé y puede utilizarse para detectar posibles problemas. Como te mencionamos anteriormente, esta prueba debes realizarla contando diez movimientos de tu bebé y anotando el tiempo en el que se llevaron a cabo. Si en una hora no has contado los diez movimientos, será conveniente que tomes leche o algún otro refrigerio, te recuestes e inicies la cuanta una vez más. Si pasara otra hora sin los diez movimientos, será necesario que llames a tu médico para que él lleve a cabo otro tipo de pruebas.

En este momento de tu embarazo, lo importante no es el tipo de movimientos sino el hecho de que todos los días percibas actividad fetal. Recuerda también que hay ocasiones en que estos movimientos pueden ser imperceptibles debido a tu propia actividad o a que tu bebé esté dormido dentro del útero.

Test de No-Estrés (TNE)

En esta prueba se conecta a la mamá a un monitor fetal tal como lo estaría si estuviera dilatando. Con esto se puede observar la respuesta del corazón de tu bebé a sus movimientos. En caso de que el ritmo cardiaco no reaccione a los movimientos o el bebé no se mueva en absoluto; o si se descubre cualquier otra anormalidad, podría existir sufrimiento fetal.

Un inconveniente de esta prueba y de la monitorización electrónica fetal es que la exactitud depende de la habilidad de la persona que la interpreta.

Estimulación Acústica

O vibroacústica del feto (EAF). Esta prueba evalúa la reacción del feto a los sonidos o vibraciones, y se ha visto que es más exacto que las pruebas de no-estrés tradicionales.

Test del Estrés

O de desafío de la oxitocina (TDO). Esta es una prueba utilizada para evaluar la reactividad del corazón a las contracciones uterinas. Este tipo de test es un poco más complejo y largo ya que puede llevarse hasta tres horas. La mamá es conectada a un monitor fetal. Si las contracciones no son lo bastante frecuentes por si mismas, son aumentadas por vía intravenosa con oxitocina o estimulando los pezones de la madre con toallas calientes o incluso manualmente por ella misma si fuera necesario.

La respuesta del bebé a las contracciones indica las probables condiciones del él y de la placenta. Esta simulación aproximada de las condiciones de la dilatación permite predecir si el bebé puede permanecer aún en el útero o no; o si en caso necesario, se podrá enfrentar a las grandes demandas de la verdadera dilatación.

Perfil Biofísico (PBF).

Este perfil se obtiene por medio de ultrasonidos, la evaluación de los movimientos y respiración del bebé y la cantidad de líquido amniótico. Si estos tres son los adecuados, probablemente el bebé estará bien. Si se combina con un control del latido del corazón de él, el perfil proporciona una imagen muy adecuada de las condiciones del bebé.

Perfil Biofísico Modificado

Es una combinación del perfil biofísico y del test de no-estrés. Y proporciona una valoración muy exacta del bienestar del bebé.

Otras Pruebas

Hay otras pruebas como ecografías seriadas para observar el crecimiento fetal; ultrasonidos para comprobar el volumen de líquido amniótico ya que un volumen menor podría indicar una insuficiencia placentaria; muestreo de líquido amniótico; velocimetría de Doppler que mide la velocidad del flujo sanguíneo a través del cordón umbilical; test de admisión fetal que combina el test de estimulación acústica con una comprobación del volumen de líquido amniótico.

Este test generalmente se utiliza al iniciarse la dilatación para predecir problemas fetales; electrocardiografía fetal para saber el estado del corazón generalmente por medio de un electrodo adherido al cuero cabelludo; estimulación del cuero cabelludo fetal que comprueba la reacción fetal a la presión o a un pellizco en el cuero cabelludo; tomas de muestras de sangre del cuero cabelludo fetal.