Dolor

Ya para este séptimo mes de tu embarazo, la presión que tu útero está ejerciendo sobre diversos órganos de tu cuerpo puede extenderse también al nervio ciático, causando dolor en la parte inferior de la espalda, los glúteos y las piernas. Para aliviar este tipo de dolor, necesitas reposo, y aplicar sobre la zona una bolsa de agua caliente. Es posible que este dolor cese cuando el bebé cambie de posición o puede ser que continúe hasta el momento del parto. Es importante que le comentes el tipo de molestia y dolor que tienes a tu médico para que si es necesario te indique qué ejercicios puedes realizar.

Es posible que durante este tercer trimestre padezcas de pápulas o placas pruríticas de urticaria del embarazo que son erupciones cutáneas lo cual no es peligroso ni para ti ni para tu bebé. Se presentan en las estrías del abdomen y algunas veces también en los muslos, glúteos o brazos. Esto desaparecerá después del parto y generalmente no suelen volver a aparecer en embarazos siguientes. De hecho, existe una gran variedad de trastornos de la piel y erupciones que pueden presentarse durante el embarazo. Generalmente no son problema pero será necesario que se lo hagas saber a tu médico ya que probablemente tenga que recetarte algún antihistamínico.