En su Visita al Pediatra

Este mes, el pediatra te hará preguntas acerca del progreso general de tu bebé. Su alimentación, sus horas de sueño, y quién lo cuida si tu estás trabajando. También checará su peso, talla y circunferencia de su cabecita para llevar un control adecuado en su curva de crecimiento. Es importante que tú tomes nota de todas las indicaciones que el médico te haga. Le realizará un examen físico, revisando, problemas anteriores. Quizá le revise su boquita por la futura llegada de los dientes. La fontanela posterior de la cabeza debe haberse cerrado y la fontanela anterior, en la parte superior de la cabeza empezará a cerrarse ya. Probablemente le hará una evaluación respecto al control de su cabecita cuando se le jala de los brazos para sentarlo. Revisará también su visión, oído, capacidad de alcanzar, tomar y empujar objetos pequeños. voltearse y sostener algún peso en sus piernas; así como su vocalización.

En este mes se le aplicará la tercera vacuna contra difteria, tos ferina y tétanos. En zonas de alto riesgo, quizá se administre también vacuna contra poliomielitis. Es importante que menciones al médico o enfermera cualquier reacción anterior que tu bebé haya tenido, y preguntes cual puede tener ahora. Posiblemente, se le realice una prueba de hemoglobina o hematocrito para indagar si hay anémia; ésto es sobre todo a los niños que tuvieron bajo peso al nacer. El pediatra te dirá lo que se puede esperar el mes que entra en cuanto a alimentación, crecimiento, sueño y seguridad. Le recetará suplemento con fluoruro si es necesario en tu localidad y vitamina D si tu bebé aún está tomando leche materna; así como hierro. Pregúntale qué alimentos puede comer y si ya es prudente utilizar vaso entrenador. Recuerda que es muy importante que lleves un registro escrito mes a mes de las dudas que te vayan surgiendo y de las indicaciones que tu pediatra te dé; así como un record de peso, talla, etc.