El examen de este mes será similar a los anteriores. El pediatra te hará preguntas acerca de como está tu bebé en casa, como está comiendo y quien se encarga de su atención en caso de que tú trabajes. Revisará su peso, estatura y circunferencia de su cabecita para anotar todos los datos en su curva de crecimiento. Lo revisará físicamente incluyendo un chequeo de problemas anteriores. Como ahora tu bebé ya se pone de pie e intenta caminar, le revisará también sus piernas y pies. Si antes no se la ha ordenado, te pedirá probablemente una prueba de hemoglobina o hematocrita para cerciorarse de que no haya anemia. Así mismo, evaluará su desarrollo por medio de preguntas que te hará o quizá le ponga algunas pruebas para analizarlo personalmente.

Es posible que se le administre la prueba cutánea de tuberculina para medir el contacto con tuberculosis en las áreas de alta incidencia, o tal vez nos se administre hasta los quince meses. Esta prueba se le puede realizar antes o al mismo tiempo que la vacuna contra sarampión, paperas y rubéola. El médico te hará indicaciones sobre lo que puedes esperar el próximo mes en cuanto a desarrollo, alimentación, sueño, etc. También te hará recomendaciones sobre fluoruro, hierro y vitamina D. Si él no te comenta, puedes preguntar sobre las reacciones positivas y negativas de la prueba de tuberculina ya que el enrojecimiento durante las primeras veinticuatro horas es normal pero si se prolonga a 48 horas o más se considera reacción positiva. Puedes preguntar también cuando puedes iniciar con leche entera, frutas cítricas, pescado, carne y claras de huevo si es que aún no le has dado algo de esto. También pregunta acerca del destete del pecho o biberón. Recuerda anotar en tu registro de salud, todas las indicaciones para que no te quede ninguna duda.