En la consulta de este noveno mes, el pediatra te hará preguntas sobre el comportamiento de tu bebé y la relación que están llevando. También querrá saber acerca de su alimentación, sus horas de sueño y su progreso en general. También preguntará si es que tu trabajas, quién es la persona que se encarga del cuidado de él. Actualizará su talla, peso y circunferencia de su cabecita para anotar esto en su curva de crecimiento. Llevará a cabo un examen físico, en el que incluirá la revisión de problemas anteriores.

La fontanela de la parte superior de la cabeza es ahora más pequeña y es posible que ya se haya cerrado. Evaluará sus movimientos como ponerse de pie con o sin ayuda, responder a su nombre, etc. Checará si se le han aplicado las vacunas correspondientes a su edad. En zonas de alto riesgos, se puede aplicar la prueba cutánea de tuberculina o esperar hasta el decimoquinto mes. Es posible que se le aplique la vacuna contra sarampión, paperas y rubéola. Quizá el médico decida realizar una prueba para averiguar si hay anemia. Te indicará los cambios en la alimentación de este mes. Y te hará recomendaciones en cuanto a vitaminas, suplementos con hierro y cualquier otra cosa necesaria. Puedes preguntarle respecto a la reacción de las vacunas, si se le aplicó alguna. También es conveniente que le preguntes cuándo le puedes dar frutas cítricas, pescado, carnes, claras de huevo, si no le has dado esto antes ya. Así mismo, averigua sobre el destete, si aún no lo has llevado a cabo. No olvides llevar un registro escrito de todos los comentarios y recomendaciones del pediatra.