La separación de las parejas es uno de los sucesos más comunes que pasa en las familias actuales, esta es una situación que provoca estrés para ambas partes tanto a la pareja como a los hijos, sin embargo es importante considera que cada familia es única y por lo tanto cada caso es diferente.

 En el caso de que la separación o divorcio sea algo difícil de manejar por alguna de las partes de la pareja, es importante acudir con gente especializada como abogados de lo familiar para llevar este proceso de la mejor manera posible y sobretodo que no afecte la situación psicológica de tus hijos a una mayor magnitud, así tú te dedicas a guiar de la mano con tus hijos en este proceso de una manera más tranquila, si así te enfocas.

Te recomiendo si eres madre o padre, te enfoques a hacer sentir a tu hijo o hijos los más amados, ya que en esta situaciones les toma tiempo comprender cuál fue la razón por la que decidieron tomar esta decisión e incluso en algunos niños llegan a sentirse culpables o responsables por esta ruptura de pareja cayendo en depresiones o actos nada positivos para ellos o para la familia.

Screenshot_16

Esto lo llegan a pensar ya que lo que más provoca problemas en esta situación no es el hecho de la separación sino las discusiones que se llegan a tener  comúnmente frente a los hijos, gritos o hasta golpes y en algunos casos nosotros como padres caemos en el error de explotar o desquitarse con los hijos y estos actos son los que hacen que ellos entiendan que el problema son ellos

Screenshot_17

Por lo que es importante ser lo más prudente posible frente a ellos y siempre les recalquen que se separan como pareja no como padres.

Y deben enfocarse a darles una estabilidad en todos los sentidos, emocional social y económica, ya que debemos recordar que los hijos no piden encontrarse en estas situaciones de cambio.