Esto es más común en los niños. Y generalmente puede suceder si tu bebé nació antes de tiempo. Se distingue un abultamiento en los pliegues de unión entre el abdomen y el muslo. Sobre todo se nota en momentos de llanto o actividad. Si de repente hay llanto súbito, revisa este punto ya que esta sección obstruye el flujo y digestión en el intestino. Es posible que haya dolor intenso y vómito. Si notas cierta hinchazón en tu bebé es indispensable que avises de inmediato a tu medico. Si no lo localizas, será necesario que lo lleves al hospital. Puedes tratar de calmar un poco, levantando ligeramente su trasero y aplicándole hielo.

No trates de hundir con la mano, ni le des alimento ya que este tipo de hernia se corrige con una sencilla cirugía para la cual lo mejor será que tenga vacío el tubo digestivo. No requiere de hospitalización prolongada.