Consúltalo con tu Ginecólogo

Pérdida de Apetito

Si padeces mareos es posible que también pierdas un poco el apetito por lo que un suplemento vitamínico diario puede servirte para asegurar que tu bebé estará recibiendo lo correcto. Algunos estudios han demostrado que si tomas un suplemento vitamínico antes del embarazo y durante el primer mes, puedes reducir de manera significativa el riesgo de problemas en el tubo neural de tu bebé. En ocasiones, la toma de vitaminas aumenta las náuseas al principio del embarazo. Si tienes problema para pasar una píldora de tamaño normal, puedes considerar la posibilidad de tomar pastillas de tamaño infantil, una que se pueda masticar o una cápsula que puedas abrir y espolvorear sobre la comida o bebida.

Tu Médico

Es importante que sea tu médico quién te indique qué tomar. El hierro puede llegar a causar en ocasiones estreñimiento o diarrea por lo que si esto te sucede, será bueno que se lo comentes a tu médico para que pueda prescribir uno que se disuelva en el intestino en vez de en el estómago, que es más sensible.

Cuídate

Además de vitaminizarte correctamente, es importante que cuides todo tu cuerpo durante tu embarazo sin esperar a que los problemas se presenten. Debes ir con tu dentista, también en caso necesario tendrás que visitar al especialista en alergias. Recuerda que durante tu embarazo, es indispensable que acudas con rapidez a tu médico ya que tu bebé necesita una mamá que esté totalmente sana.