La piel es la primera barrera natural que tiene nuestro organismo para defendernos de las infecciones y agresiones externas. Por ello mantenerla en buen estado es fundamental para el bienestar general.

La piel de los bebés es más fina y delicada que la de los adultos y para cuidarla bien hay que tener ciertas precauciones. Algunos productos químicos pueden causar irritación en la piel de tu bebé. Es muy importante utilizar los productos adecuados para un correcto mantenimiento de la misma. Si no conoces que productos utilizar siempre puedes acudir a tu farmacia de confianza para que te aconsejen.

No hay nada como la piel suave y delicada de un bebé. Puedes aprender a cuidarla con estos consejos básicos.

El baño. El baño puede ser muy relajante para el bebé. El primer paso para un buen baño es controlar la temperatura del agua, que debe estar alrededor de los 36º C. También es importante que la habitación esté entre 22 y 24 ºC para evitar cambios bruscos de temperatura.

No prolongar el baño. Para evitar que la piel se reseque, el baño no debe durar más de cinco minutos, especialmente durante los primeros meses. Para bañarlo podemos utilizar una pequeña cantidad de jabón hipoalargénico y distribuirlo con la mano suavemente.

Hidratar bien. La hidratación es fundamental para la piel del bebé. Puedes aprovechar el momento después del baño para dar un masaje relajante en cara y cuerpo con una crema hidratante o acetite esencial.

El pañal. Hay que elegir pañales absorbentes, que sean de su talla y que no queden muy ajustados. El pañal hay que cambiarlo frecuentemente y minimizar el contacto de la piel del bebé con la orina y heces ya que son elementos muy irritantes para su piel.

piel-bebe-1
La ropa. Es recomendable utilizar ropa de algodón natural, que sea transpirable, y evitar las fibras sintéticas. Es importante lavar la ropa con jabones neutros y evitar el uso de suavizante y lejía.

Protección solar. Los bebés pueden exponerse al sol a partir de los seis meses de edad pero siempre es recomendable proteger las zonas expuestas con una crema con filtro solar.

piel-bebe-2

Posibles alergias. Es recomendable utilizar productos especialmente diseñados para el cuidado de la piel del bebé y cuando se utilice uno nuevo estar atentos a si desarrolla una reacción alérgica. En la farmacia puedes encontrar una amplia gama de jabones, cremas hidratantes, cremas solares y aceites libres de productos químicos que puedan irritar la piel de tu bebé.