Es Muy Importante ir Verificando su Peso

Es importante que verifiques en la tabla de peso si tu bebé está en el correcto para su edad. El hecho de tener sobrepeso no significa que sea más sano. Inclusive, esto impedirá que se mueva o se levante con facilidad. Es necesario que sepas que a los cuatro meses, el sobrepeso no es causa absoluta de obesidad en la edad adulta. Sin embargo, si esto continúa a los cuatro años, si lo será.

No es posible poner a tu bebé a dieta. Lo que se necesita es lograr que el aumento de peso sea más lento. Recuerda que debes alimentarlo únicamente lo que él requiere. Es decir, no para cubrir necesidades distintas al apetito como el amor, el tiempo de juego, etc. En lugar de alimentarlo en cuanto llora; es indispensable que le leas un cuento, le cantes, juegues, en fin. Asegúrate de no darle comida como sinónimo de amor. Si tu bebé está siendo alimentado con tu leche materna, seguramente no tendrá este problema. Si la leche de fórmula le está ocasionando aumento innecesario de peso, debes asegurarte de que la estés diluyendo correctamente o preguntar al médico si es conveniente cambiarla.
Cuando tu bebé ya coma sólidos, será necesario que equilibres su alimentación. Ya que conforme los vaya aceptando e integrando, tendrá que ir reduciendo el consumo de leche. Si has empezado a dar este tipo de alimentación y aún no es el momento propicio; lo mejor será que esperes un par de meses para reiniciar. Es indispensable que motives a tu bebé a la actividad física. Puedes doblar suavemente sus piernas hacia su estómago cada vez que le cambies el pañal. Si tu bebé es delgado, no tienes de qué preocuparte a menos que esto se deba a falta de alimento. Recuerda que existe el factor genético por el cual tu bebé puede heredar tu metabolismo o el de tu esposo. Así mismo está el factor de actividad. Es decir que si tu bebé es activo, seguramente será más delgado que si es inactivo. Si notas que tu bebé está subiendo el peso correcto para su edad, y está contento y activo, no hay motivo de preocupación.

Si no tiene apetito y puede pasar el día sin pedir alimento, necesitarás ofrecérselo y preguntar al médico qué debes hacer para mejorar la situación y no tener un futuro problema. A esta edad, no es posible que piense en poner a tu bebé a dieta para que en su edad adulta tenga un buen peso. De hacer esto, estarías cometiendo un grave y peligroso error. Recuerda que una alimentación nutritiva puede ser perfectamente balanceada y contener todo lo que tu bebé necesita para su sano desarrollo. A sus cuatro meses tu bebé necesita estar comiendo cada cuatro horas por lo menos. Son muy pocas las ocasiones en que la falta de peso se debe a problemas de asimilación de nutrientes. El peso parece estar programado desde el momento del nacimiento. Es decir, tu bebé al nacer tiene un esquema formado en cuanto a si va a ser delgado, de peso intermedio o sobrepeso. Sin embargo, esto puede modificarse debido a los hábitos que se creen en la alimentación.

Su estatura

En cuanto a la estatura; si las condiciones en que la gestación se llevó a cabo y tu bebé desde que nació ha tenido una buena nutrición y mucho amor; con toda seguridad su peso y talla determinados genéticamente se cumplirán. De hecho la estatura está determinada por la media entre tu estatura y la de tu esposo. Generalmente los niños, sobrepasan un poco esta medida. Y las niñas se quedan un poco por debajo de ella. Si tu bebé suspende su crecimiento durante dos meses, será necesario evaluar si está comiendo adecuadamente o si está enfermo. Si sube el doble de lo normal durante dos meses, es posible que esté recuperando lo que le estaba faltando o quizá sea necesario poner atención pues pueden ser indicios de serio sobrepeso. Puedes también dar masajes a tu bebé. Recuerda que todas las actividades en las que ambos puedan convivir, les irán abriendo las puertas a una integración mutua.