Guarderías, una Excelente Opción

Si Necesitas dejar a tu bebé al cuidado de alguien y no confías en las niñeras. Tu opción es una guardería. De estas la mayoría son regulares, otras son malas, otras buenas; pero también puede ser que encuentres alguna excelente. Las ventajas que puedes encontrar es que tenga personal capacitado y un programa organizado de actividades con las cuales tu bebé además de estar cuidado estará aprendiendo para una futura vida escolar.

Diversión, Convivencia y Desarrollo

Además tendrá oportunidad de divertirse y convivir con otros bebés de su edad. Otra ventaja es que si alguna de las maestras falta, a tu bebé no le afectará ya que le asignarán otra persona para que cuide de su grupo. Si la guardería que elijas está incorporada a un sistema oficial, tendrá vigilancia constante de que sus programas se cumplan.

Desventajas

Sin embargo, como en todo, existen también desventajas de las cuales la principal será que tu bebé estará expuesto a infecciones ya que precisamente este tipo de lugares son para quienes tienen que trabajar y por tanto no pueden atender a su bebé. De esta manera, lo llevarán aún estando resfriado o con cualquier virus. Es posible también que su organización y su programa no sean los adecuados. Además la atención a tu bebé no podrá ser realmente personalizada ya que aunque haya varias maestras y nanas, tendrán que atender a varios bebés a la vez.

Otra desventaja, es que puede ser que suspendan actividades en días festivos y que justamente tu necesites ir a trabajar ese día.

Otros Puntos a Considerar

El costo puede ser elevado dependiendo de la zona y la categoría de la guardería. Para decidir puedes preguntar al pediatra, a tus amigas, o buscar en el directorio telefónico. Es importante que la guardería que elijas cuente con ciertos requisitos. Investiga si está autorizada y si tiene al día sus permisos correspondientes. Ya que de esta manera, aseguras el que esté vigilada en cuanto a su higiene. Si cuenta con incorporación a un sistema de educación, será bastante benéfico ya que así se estarán cumpliendo las expectativas requeridas de educación.

El Personal de las Guarderías

Es muy importante que cuente con personal capacitado y ampliamente calificado. O en su defecto que por lo menos la directora tenga título de educadora. Ya que desafortunadamente, muchas de las personas empleadas debido a los bajos salarios, no tienen la preparación que se requiere para educar y cuidar a un bebé. Es necesario que el ambiente del lugar sea de alegría, amor y armonía. Es decir, debe contar con maestras de espíritu joven. Y cuando llegues a recoger a tu bebé es importante que te lo entreguen limpio y muy contento.

Su Infraestructura

También debes asegurarte de que cuentan con material didáctico adecuado a la edad de tu bebé. A pesar de que en este momento él sólo tiene tres meses, es necesario que tenga actividades en las cuales le permitan escuchar música, ver libros con ilustraciones agradables. Y que conforme vaya creciendo le vayan desarrollando habilidades motoras. Si en la guardería acostumbran salidas al jardín o a lugares para conocer; será importante que valores si es conveniente dar tu autorización o prefieres que siempre esté seguro dentro de la institución. Si notas que el personal cambia continuamente, es señal de que no es un buen lugar para tu bebé. Es muy importante también que el personal cuente con buena salud y que lógicamente no se hayan dedicado anteriormente a actividades dudosas.

Importante

Los bebés de menos de un año no deben estar junto con los que ya lo cumplieron puesto que requieren de cuidados diferentes. Para bebés pequeños es necesario que haya una maestra para cada tres niños. De lo contrario tu bebé no tendrá el cuidado que requiere pues la persona a cargo no podrá con varios bebés llorando a la vez. Busca una guardería que no sea demasiado grande ya que mientras más niños haya, será mayor el riesgo de infección. Así mismo, una guardería pequeña puede estar mejor atendida y vigilada que una grande. Si te encuentras con que los cuartos están llenos de bebés, tampoco será el lugar indicado para tu bebé. Ahora que tu bebé tiene tres meses aún duerme mucho, por lo que será necesario que te informes si hay una cuna para cada bebé y si se basan en el horario y requerimientos de cada uno. Ya que si se basan en horarios estipulados por la guardería no será adecuado para él.

Date tus Vueltas

Es indispensable que de vez en cuando llegues a visitar a tu bebé en horarios cuando no eres esperada para que puedas darte cuenta de cómo está y cómo lo tratan. Si no te permiten visitas sin previo aviso, debes tener cuidado del lugar. Pregunta si hay participación de los padres en juntas. También analiza si la ideología de la escuela va de acuerdo con tu forma de pensar. En relación a la higiene del lugar, es muy importante que te asegures de que cuenta con reglas como son el tener un lugar especial destinado para el cambio de pañales, los cuales sean tirados en botes donde los bebés no tengan acceso. Las niñeras de la institución deberán lavarse las manos con jabón líquido después de cambiar a un bebé, limpiarle la nariz y antes de dar los alimentos. El lugar para la preparación de los mismos deberá ser especial para tal efecto y contar con absoluta limpieza. Los juguetes que se compartan entre los bebés deberán limpiarse con una solución adecuada antes de dárselo a otro bebé.

Higiene en la Guardería

Es importante que los muñequitos y animalitos rellenos no se compartan. Al igual que los aros de dentición, chupones, biberones, cepillos y todos los artículos que son muy personales de cada bebé. Es indispensable que todos los niños del lugar tengan sus vacunas. Los niños enfermos con algo diferente a un resfriado, deberán permanecer en su casa o tener en la guardería un lugar tipo enfermería para que puedan estar separados del resto de los bebés. La guardería deberá notificar a todos los padres cuando uno de los bebés tenga un virus contagioso.

Puntos de Seguridad

Las normas de seguridad que debe llevar a cabo la guardería son las mismas que en una casa. Es decir, tener cuidado de que las escaleras tengan una puerta para evitar que los bebés se caigan. Las puertas y ventanas deberán estar protegidas. Es importante que haya detectores de humo, los contactos eléctricos deberán estar tapados para evitar riesgos. Los medicamentos, productos de limpieza, etc. deberán estar fuera del alcance de los niños. Así mismo el material didáctico que utilicen los niños mayores como plastilina, cubos de madera, tijeras, pegamento y demás deberá estar guardado perfectamente bajo llave. El personal deberá estar capacitado en primeros auxilios.