Previniendo situaciones inesperadas

Es importante que preguntes a tu médico lo que debes hacer en caso de urgencia. Sin embargo, si no lo has platicado con él, si experimentas un síntoma que requiera de una atención médica inmediata lo primero por hacer será que llames al consultorio de tu médico. En caso de que no lo localices, déjale mensaje explicando cuál es el problema y a qué hospital te vas a dirigir. Después comunícate al hospital y habla con un médico de urgencias, exponiéndole todos tus síntomas.

Síntomas

Los signos que pueden ser causa de llamar al médico son el dolor intenso en la parte inferior del abdomen en uno o en ambos lados. Máxime si van acompañados de hemorragia o de náuseas y vómitos. Si padeces ligeras pérdidas vaginales o pérdida de líquido también por la vagina; si tienes fuerte dolor en el abdomen con o sin náusea e hinchazón de manos y cara. Si experimentas pérdidas de sangre por los pezones, el recto o la vejiga. O si expectoras sangre al toser. Si tienes un aumento súbito de sed acompañado por micción, es decir, necesidad de orinar menos frecuente o por la ausencia total de la micción durante todo un día.

Si tienes dolor de cabeza intenso que persista durante más de dos o tres horas. Si sufres de trastornos de la vista como ver borroso, doble o indistinto que persistan durante dos o tres horas. Si tienes hinchazón de manos, cara, ojos acompañada de dolores de cabeza o dificultad de visión. Si sufres de micción dolorosa. Si tienes náuseas o vómitos intensos, es decir, más de tres veces al día durante el primer trimestre. Desmayos o desvanecimientos. Escalofríos y fiebre superior a 38º C. Aumento brusco de peso de más de un kilo que no parezca relacionado con exceso de comida. Si dejas de notar movimientos fetales durante más de 24 horas después de la semana veinte.

Dudas

Siempre que tengas cualquier duda lo mejor es que llames a tu médico para preguntar. Si por ejemplo te sientes muy cansada y a pesar de dormir lo suficiente no consigues sentirte mejor después de uno o dos días, es importante que lo llames ya que puede ser que simplemente necesites mayor descanso pero también puede ser que tengas anemia o que tengas alguna infección.