Una forma para que los bebés se relajen, es con los masajes. A través de ellos, el vínculo entre padres e hijo aumenta y además favorecen al desarrollo físico y emocional del niño.

En la actualidad, esta técnica es muy recomendada, sobre todo para aquellos niños inquietos, esto les ayudará a tranquilizarse, conciliar mejor el sueño y calmar un poco el llanto.

Qué masajes son los mejores para el bebé

Un delicado masaje para bebé los hará sentir queridos y mimados. Pero, se preguntarán ¿qué tipo de masaje es recomendado?, tranquilos, acá te dejamos algunas opciones.

Masajes para aliviar cólicos

Los cólicos son muy comunes en los bebés, pero también un episodio angustiante para los padres. En este caso, no te preocupes, existen masajes ideales para evitar y calmar estos espasmos en los niños. Para empezar coloca al bebé boca arriba, y con tus manos frota el área del abdomen con movimientos circulares. Hazlo por al menos 20 minutos, puedes ayudarte con aceite de manzanilla.

Masajes estimulantes

Estos masajes son los indicados para fomentar el desarrollo físico del bebé y para mejorar la circulación. Son fáciles de realizar: acuesta al bebé boca arriba en un lugar cómodo y empieza por masajear suavemente sus brazos y piernas, haciendo movimientos circulares. Del mismo modo, realiza delicados masajes en su espalda, puedes emplear aceites de caléndula o dulces sueños.

Masajes en el rostro

Los masajes en el rostro suelen relajar muchísimo a los niños, eso sí, debes hacerlos con bastante cuidado por lo delicado de su carita. Con tus dedos realiza movimientos circulares en sus mejillas, frente y sienes, el contacto con la piel de mamá o papá será de gran alivio para el bebé, además que estimulará sus gesticulaciones. Para este tipo de masajes no es necesario el empleo de aceites.

Masajes para calmar el estreñimiento

Algo también muy común en los niños es el estreñimiento, sea cual sea el motivo, los masajes ayudarán a prevenirlo e incluso, a estimularlos para que tengan deposiciones más fáciles. Para ello, coloca al bebé en una parte cómoda y ventilada, unta en tus dedos un poco de aceite de oliva y frota la parte baja del abdomen del bebé, con esto estarás estimulando sus intestinos para un mejor funcionamiento.

Masajes para eliminar gases

Los gases resultan muy molestos para los niños, esa entrada de aire se produce cuando están siendo amamantados o cuando se les da su biberón, sin embargo, no hay porqué alarmarse, ya que con simples masajes éstos pueden ser expulsados. Acuesta a tu bebé boca arriba y coloca tus manos extendidas sobre su ombligo, realizando movimientos verticales. Esto les ayudará a expulsar poco a poco los gases.

Por otro lado, los masajes serán muy favorables para los bebés prematuros, esto les ayudará a ganar peso y estimular el crecimiento y endurecimiento de sus huesos. Además, resultan beneficiosos para todos los niños en general, ya que su sistema inmunológico se verá reforzado con la aplicación de los masajes, sobre todo si se realizan desde los primeros meses de vida.