Hay padres a quienes no les importa cuál será el sexo de su bebé, mientras que a otros les gustaría poder decidir entre traer al mundo a un niño o niña. Conocer el género del futuro hijo genera expectativas, y aun cuando el médico determine por medio de un eco lo que será, siempre habrá un margen de error.

Es precisamente en la semana 20 cuando se logra determinar el sexo del bebé, pero para alegría de los papás, ya hay métodos científicos comprobados para anticipar esta sorpresa y ayudarte en la selección.

Influencia de la genética

Los espermatozoides pueden determinar el género del futuro bebé. El proceso funciona de esta manera:

Un grupo de espermatozoide contienen cromosoma X y otro grupo cromosoma Y. en este caso, el óvulo será cromosoma X si se une con un espermatozoide X, y dará como resultado la concepción de una niña, mientras que, si éste se funde con espermatozoide Y, la concepción será de un niño.

Otro dato es que, los espermatozoides más rápidos son los Y, éstos suelen ser los primeros en llegar y fecundar al óvulo para concebir un varón, siempre y cuando el óvulo los esté esperando. Pero en caso que la mujer no haya ovulado, morirán pronto y no lograrán esa fundición.

Mientras que, los espermatozoides X son mucho más lentos, dejándole el camino libre y perdiendo la carrera con los espermatozoides Y para llegar al óvulo. Pero, a diferencia de los Y, son más perdurables; por ejemplo, si la mujer todavía no ha ovulado, éstos podrán vivir hasta que se expulse un nuevo óvulo.

Ciclo menstrual

Si quieres planificar el sexo de tu bebé, sólo tienes que conocer a detalle tu ciclo menstrual. De esta manera podrás tener relaciones sexuales y coincidir con tu día de ovulación.

Si la pareja desea concebir un niño, deberán tener relaciones sexuales ese día de la ovulación, o bien 12 horas antes de que ésta se produzca. Ese día de la ovulación es preciso para concebir un niño, ya que, tanto la vagina como el cuello del útero tienen el ambiente propicio para la entrada de los espermatozoides Y, los más rápidos.

Si por el contrario, quieren traer al mundo una niña, entonces las relaciones sexuales deberán ser de uno a dos días antes de la ovulación. En este caso, los débiles espermatozoides Y habrán muerto y los espermatozoides X, aún fuertes, sobrevivirán en las trompas de Falopio a la espera del óvulo.

Alcalinidad del moco cervical

Según especialistas, la acidez o alcalinidad del moco cervical es un factor importante en la concepción de un bebé. ¿Cómo puede ser? Por ejemplo, un moco cervical cristalino es los días fértiles beneficiarán la entrada de los espermatozoides Y, propicio para concebir un niño. Mientras que, un moco cervical más ácido, hará que los espermatozoides X cuenten con más ventaja para fecundar el óvulo, favorable para concebir una niña.

Aun cuando estos métodos no garanticen en mayor porcentaje el sexo del bebé, los especialistas estudiosos del tema, comprobaron que las probabilidades para predecirlo, a través de estos métodos, son muy altas.