Es posible que se recorra hasta 2 semanas.

Tiempo de Gestación

Como te hemos dicho el periodo de gestación es de 40 semanas. Sin embargo, es posible llegar a 42. De hecho, un embarazo puede continuar hasta las 44 semanas o un poco más, pero actualmente la mayor parte de los partos son inducidos antes de que el embarazo vaya más allá de las 42 semanas.

Hay estudios que demuestran que aproximadamente un 70% de los embarazos aparentemente demasiado largos no lo son realmente. Se cree que el parto se ha retrasado debido a errores en el cálculo de la fecha de la concepción, esto generalmente se debe a que la fecha de la última menstruación es incorrecta. Al momento de efectuar un ultrasonido para confirmar la fecha de salida de cuentas, se puede ver que la cantidad de diagnósticos de embarazos demasiado largos baja de manera considerable.

Embarazo Post-término

Se denomina técnicamente post- término al embarazo que está en la semana 42 o más. De hecho algunos médicos toman cartas en el asunto antes de este plazo, estudiando la situación, considerando si el cálculo de la fecha de salida de cuentas es correcto. Para esto verifican si la fecha correspondió durante todo el embarazo con la altura del fondo del útero y con el tamaño de la matriz y si también coincidieron con este cálculo el momento de los primeros movimientos fetales percibidos por la mamá y de los primeros latidos del corazón del feto detectados por el médico.

Las ecografías o los análisis de sangre para detectar los niveles de GCH llevados a cabo en los inicios del embarazo pueden revisarse para confirmar la fecha. Otro de los factores que se consideran es si el feto sigue progresando.

Esto es porque muchos bebés continúan creciendo y desarrollándose hasta que entra el mes diez. Sin embargo, esto puede ser problemático para pasar por la pelvis si el bebé es demasiado grande.

Deterioro del Útero

Algunas veces sucede que el útero que era el sitio ideal para el bebé, comienza a deteriorarse puesto que la placenta ya no suministra la nutrición y el oxigeno adecuados y la producción de líquido amniótico disminuye, reduciendo de una manera peligrosa los niveles de fluido uterino por lo que es difícil que el bebé continúe en buenas condiciones.

Cuando un bebé nace después de pasar un tiempo en este tipo de medio ambiente, se le llama hipermaduro. Este bebé seguramente estará delgado y arrugado, su pies estará seca, cuarteada y se pelará. Como es más grande que otros recién nacidos, tendrá sus uñas más largas y tendrá también más cantidad de cabello. Asimismo, seguramente, sus ojos estarán abiertos y estará alerta. Es posible que su circunferencia cefálica seá mayor ya que puede además estar sufriendo una deficiencia de oxígeno y nutrientes o puede haber aspirado meconio.

Los bebés que han permanecido más tiempo en el útero que se está deteriorando, pueden tener la piel y el cordón umbilical manchados de un tono verde. Los que han pasado un periodo de tiempo máximo en el útero tienen un tinte amarillento y la mayoría están en peligro durante el parto e incluso desde antes. De hecho, generalmente nacen por cesárea y en ocasiones requieren de cuidados especiales en la sección de incubadoras. Sin embargo, si el embarazo ha sido normal y tranquilo, no tendrá ningún problema el bebé que nazca a las 42 semanas.

Más de 41 Semanas

Cuando se ha determinado con certeza que un embarazo pasa de las 41 semanas, y al examinar el cuello del útero se ve que está maduro, es decir, está blando muchos médicos toman la decisión de inducir la dilatación. Otro motivo por el cual se induce la dilatación o se practica una cesárea aunque la cérvix esté o no madura, es si existen complicaciones como hipertensión ya sea crónica o por el embarazo; diabetes, posibilidad de un crecimiento inadecuado del bebé o si hay cualquier otro problema que lo amenace como insuficiencia placentaria o niveles inadecuados de líquido amniótico.

Más de 42 Semanas

De hecho, son pocos los embarazos a los que se les permite ir más allá de las 42 semanas confirmadas. Como te mencionamos anteriormente hay algunas formas de reducir las posibilidades de llegar al parto sin retraso. Sin embargo, es mejor que no las lleves a cabo ya que pueden resultar peligrosas. Una de estas maneras es estimulando diariamente los pezones pero esto puede desencadenar contracciones extremadamente fuertes. Otra forma es que el médico despegue las membranas fetales lo cual varios ginecólogos piensan que no es aconsejable debido a la posibilidad de que se rompan o de que surja una infección.