Al Dormir durante tu Embarazo.

Si estás muy acostumbrada a una posición especial para dormir como por ejemplo boca abajo, es posible que al principio te resulte complicado el tener que cambiar. Es importante que antes de que el volumen de tu vientre sea mayor empieces a intentar una nueva postura.

La Posición Equivocada

Durante el embarazo, no es recomendable ni dormir boca arriba ni dormir boca abajo. Esta última posición no es conveniente ya que además de que resultaría bastante incómoda teniendo el vientre abultado, sería peligrosa para el bebé. La posición boca arriba es más cómoda pero todo el peso del útero recae sobre la espalda, los intestinos y la vena cava inferior que el la responsable de devolver al corazón la sangre que procede de la parte inferior del cuerpo. Esta posición puede acentuar los dolores de espalda, las hemorroides, inhibir la función digestiva, obstaculizar la respiración y la circulación, y quizá provocar presión sanguínea baja.

La Posición Ideal

Por lo tanto la posición ideal para dormir durante el embarazo es sobre un costado y de preferencia sobre el izquierdo, con una pierna cruzada sobre la otra y con una almohada entre las piernas. Esta postura permite un flujo máximo de sangre y nutrientes hacia la placenta y favorece la función renal lo cual permite una mejor eliminación de los productos residuales y de líquido así como menos hinchazón de los tobillos, los pies y las manos.

Sin embargo, hay pocas personas que pueden permanecer en la misma postura durante toda la noche. Por lo que si de repente te despiertas y te das cuenta que te moviste y estás ya sea boca arriba o boca abajo, no te preocupes; regresa a la posición de costado y vuelve a dormirte. En poco tiempo irás acostumbrándote a dormir de lado.