En el segundo trimestre el embarazo se ha hecho ya evidente, aprovecha esta situación para lucir tu tripita con la ropa que más te favorezca. Tu ropa de siempre debe permanecer guardada, hasta la próxima temporada no podrás volverla a utilizar y por primera vez tendrás que visitar las tiendas de ropa premamá, un verdadero reto sobre todo si es tu primer embarazo. Ten en cuenta que en estos momentos tu tripa crece sin parar, por lo que debes elegir ropa amplia que pueda adaptarse fácilmente a los cambios, si no lo haces el gasto en ropa será realmente alto.

Los leggins son la prenda más apropiada para estos meses, tanto para tu día a día como para aquellas ocasiones especiales. Combínalos con un vestido o con un blusón o un top largo y el resultado será excelente. La gran ventaja de los leggins es que puedes utilizarlos durante todo el embarazo, ya que no solo se adaptan al crecimiento de tu tripa, sino también son ideales para los cambios que van sufriendo otras partes de tu cuerpo (muslos, caderas…).

Puedes optar también por unos pantalones vaqueros ajustables, que te servirán la menos durante todo el trimestre. Para ocasiones especiales, como una boda o una cena, lo más adecuado es que utilices un vestido con el corte bajo el pecho, tanto largos como cortos son verdaderamente elegantes y tienen la gran ventaja que al ser sueltos desde el pecho hasta abajo podrás seguir utilizándolo a medida que tu bebé va creciendo.ropa-embarazada-g