¿Qué representa?

Un Cambio Radical en tu Vida

El enfrentarse a cualquier tipo de cambio en la vida, será exactamente esto, un cambio para el cual es necesario prepararse. Hay quienes tienen un concepto de mamá pensando que su vida será como un sueño hecho realidad dando paseos por el parque durante las mañanas soleadas, con la casa llena de muñecos y juguetes didácticos, idas al zoológico, rondas infantiles y demás.

Sin embargo, es fundamental que seas realista y aceptes con todo tu amor que vas a ser mamá de un bebé de verdad el cual además de todo lo bello que implica su nacimiento y su llegada a la que será su casa, necesitará de grandes cuidados, de todo tu tiempo, tu atención, y sobre todo de tu amor incondicional.

Al Regresar del Hospital

Necesitarás organizarte en cuanto al cambio de pañales, la hora adecuada para bañarlo, el lavado de la ropita que será bastante. Como sabes durante las primeras semanas, tu bebé no sonreirá ni balbuceará. Su única forma de comunicarse contigo será por medio del llanto; es posible que esto suceda cuando menos lo esperes o incluso cuando estés demasiado cansada. Será necesario que vayas aprendiendo si llora por alimento, por cólico, pos estar mojado o sucio, en fin. Lo mejor es que veas esto por el lado positivo y disfrutes de la gran experiencia que es ser mamá.
Experimentarás una gran felicidad al arrullar a tu bebé cuando se esté durmiendo. Así mismo será incomparable la alegría que sentirás con su primera sonrisa, su primer diente, su primer balbuceo, la primera vez que te diga mamá, etc. Pero para sentirte totalmente compenetrada con él es importante que recuerdes que es un bebé que necesita de todo tu amor y cuidados.