¡ Felicidades cumplió su Primer Año… !

Ahora que tu bebé ha cumplido doce meses. Ya ha aprendido varias habilidades las cuales probablemente ha estado practicando y repitiendo hasta realizarlas con éxito. Sin embargo, no te sorprendas si de repente deja de hacer alguna o varias de ellas y pareciera que las ha olvidado. Lo que pasa es que al dominarlas, ya tiene otra diferente opción que aprender a la cual dedicará su tiempo y quizá no repita continuamente o con facilidad las anteriores.

Este no es motivo de preocupación, observa y ayúdalo con las nuevas hazañas que está intentando. Sin embargo, si de repente parece que ya no puede hacer lo que antes hacia y si no está aprendiendo nada nuevo, será necesario que consultes con tu pediatra.

Aún no Camina

Tu bebé acaba de cumplir 12 meses por lo que no es motivo de preocupación el hecho de que aún no camine. Aunque puede iniciar sus primeros pasos a los nueve meses, lo más común es entre los 13 y los 15 o incluso después. Esto no tiene nada que ver con su inteligencia. Puede ser por motivos de genética. También se relaciona con el peso y constitución de tu bebé ya que si tiene un poco de sobre peso, le costará más trabajo levantarse que si es más delgado. Si sus piernas son fuertes y cortas, caminará antes que si son largas y delgadas ya que de esta manera es más complicada la estabilidad.

Si se ha acostumbrado demasiado a la andadera, tardará más tiempo en caminar ya que es más cómodo usar este medio de transporte. Lo mismo sucede si gatea, puesto que ya ha encontrado un método de locomoción que le permite llegar a donde quiere. Si por el contrario, tu bebé no ha gateado, le será más rápido el lograr caminar. Una mala nutrición también puede afectar el caminar de tu bebé. Así mismo, un ambiente en el que no haya estimulación. Si ha estado enfermo o con algún malestar, también retardará el momento de empezar a caminar pues no siente el deseo de realizar algo nuevo y complicado.

Si en el intento por caminar ha sufrido alguna caída fuerte, es posible que desista por algunos días hasta que se sienta con mayor seguridad. Otra causa puede ser el hecho de no darle oportunidad de desarrollar sus músculos practicando. Es decir, si la mayor parte del tiempo está en su carriola o corral.

Es muy importante que le permitas estar en libertad y en un ambiente seguro y libre de riesgos. Recuerda que es necesario que de preferencia este descalzo ya que con sus deditos se sujetará mejor del piso que si le pones calcetines los cuales son siempre resbaladizos y los zapatos pueden ser duros e incómodos. Si obligas a tu bebé a caminar, lo más seguro es que no lo quiera hacer. Dale tiempo y cuando menos te lo esperes te dará la sorpresa de estar de pie y empezando a caminar apoyándose de los muebles y entonces podrás tomar fotografías inolvidables de sus primero pasos. La mayoría de los niños no caminan sino hasta la mitad de su segundo año. Sin embargo si a los 18 meses, no ha hecho el intento de hacerlo, es conveniente que consultes con tu médico para eliminar cualquier duda.

Se Expresa con Señas

Si tu bebé aún no empieza a decir algunas palabras y utiliza señas para expresarse, puede ser que tenga cierta dificultad para el lenguaje verbal, lo cual es normal. Incluso, puede ser que esta dificultad continúe hasta que esté en preescolar cuando ya sus compañeritos hablen claramente. Como necesita comunicarse, tiene que desarrollar otras habilidades como la imaginación para darse a entender. Es importante que trates de descifrar y entender lo que te quiere decir y hacerle ver que le entiendes. Sin embargo, no pierdas de vista que la meta es la comunicación verbal, por lo que deberás estimularlo a hablar. Pero si parece que no te oye, cuando le hablas estando atrás, lo mejor será consultar a tu pediatra y pedirle que le haga una prueba del oído.