Al paso de este año tu bebé ha ido formando hábitos como lo son el horario de sus comidas, una nutrición adecuada, el momento de irse a dormir, el acostumbrar que le leas un cuento por las noches. En fin, es muy importante el formar hábitos. Pero es ideal que todos estos sean positivos ya que irás creando normas para que la vida en casa, en la escuela y más adelante en un trabajo, le sea fácil pues sus cimientos estarán lo suficientemente firmes. Además de los hábitos que formes hay tendencias que existen por el simple hecho de ser mujer u hombre.

Niñas y Niños

Aunque mucho se ha hablado y se ha luchado por la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer; lo real es que aunque esto se esté logrando, la igualdad sexual nunca se conseguirá ya que genéticamente niñas y niños son diferentes desde el momento de su concepción cuando empiezan a producirse hormonas sexuales como testosterona y estradiol. Los fetos masculinos reciben mucho más de la primera y los femeninos más de la segunda. Al parecer, esto da como resultado un desarrollo cerebral un poco diferente, así como actitudes y fuerza distinta.

A continuación encontrarás una pequeña relación de diferencias entre niñas y niños. Sin embargo, gran parte de sus actitudes dependerán del ejemplo de sus padres y de los adultos que estén muy cercanos.

Niñas
Si tu bebé es niña, te habrás dado cuenta que aún antes de abandonar el hospital, ella fija su atención más en los rostros, sobre todo si le hablan. Reacciona más al ruido, al tacto y al dolor. Es más sensible. Sin embargo, es más fácil calmarla y confortarla. Algunas niñas pueden tener más características masculinas que algunos niños. Las niñas, tienen más grasa en el cuerpo. La pelvis tiene una forma distinta. Además la manera de procesar el oxígeno en los músculos es distinta por lo que les da menos fortaleza. Desde su nacimiento tienden a ser más sanas y resistentes que los niños. Ellas muestran más interés en las personas. Adquieren destrezas lingüísticas primero y de manera más rápida probablemente porque como resultado del ambiente hormonal en la matriz ambos hemisferios del cerebro son del mismo tamaño y trabajan armónicamente. Cuando son un poco mayores y ya juegan con sus compañeras, son más complacientes que los niños. Prefieren jugar con una sola compañera, más que en grupo. En la escuela, sobresalen en áreas ligüísticas como vocabulario, escritura, ortografía, lectura de comprensión. En la adolescencia tienden a madurar más temprano, generalmente. Tienden a formar juicios morales sobre bases. afectivas.

Niños

Si tu bebé es niño, habrás notado que reacciona más a estímulos visuales. Algunos niños, pueden tener más características femeninas que algunas niñas. Desde temprana edad, los niños tienen mayor masa muscular. Así como pulmones y corazón más grandes y menos sensibilidad al dolor. Son físicamente más activos que la mayoría de las niñas. Ellos muestran más interés en las cosas. Los niños prefieren coches y naves. Y realizan un mejor desempeño en habilidades espaciales y mecánicas quizá porque en ellos se desarrolla más el hemisferio derecho del cerebro que el izquierdo. Sin embargo, de chiquitos, son tan bondadosos como las niñas. Cuando son un poco mayores y ya juegan con sus compañeros, son más agresivos en forma física y verbal. Prefieren jugar en grupos. En la escuela, sobresalen en matemáticas, lectura de mapas, solución de rompecabezas, problemas geométricos. Emocional y psicológicamente, son más vulnerables. Quizá sienten más si sus padres llegan a divorciarse. Tienden a formar juicios morales sobre la base de la justicia y la ley.

Estas diferencias son naturales y no indican de ninguna manera que un sexo sea mejor que el otro. O más fuerte. Las diferencias son las que dan riqueza por su versatilidad al ser humano. La personalidad de tu bebé se forma de muchos aspectos los cuales tienes que observar y estimular.

Es muy importante que trates a tu bebé como una persona independiente pues pronto será un adulto que requerirá de bases firmes. Ámalo, acéptalo y permítele sentir tu apoyo durante toda su vida. Esto, sin embargo, no significa que no corrijas errores que cometa. No le permitas llegar a extremos. Por ejemplo, si es muy pasivo, motívalo a ser un poco diferente. Si es muy agresivo, debes enseñarlo a controlar su temperamento. Cuando le escojas juguetes, piensa en que obtenga algún beneficio de ellos y los disfrute. Los niños y las niñas usan un mismo juguete en forma distinta. Inclusive dentro de cada sexo la manera de jugar con el mismo juguete puede variar. Es importante que no crees estereotipos. Es decir, no le digas a tu bebé que los niños no lloran. Distribuye el trabajo de la casa entre todos los miembros de la familia sin hacer distinción de sexos. Si tu esposo sabe cocinar, deja que te ayude de repente con la comida. Así mismo ayúdalo tu a lavar el auto. De esta manera, con el ejemplo enseñarás a tus hijos que no importa el sexo que se tenga, todos deben cooperar en la casa puesto que todos viven y disfrutan de ella y por eso son una familia unida.

Evita hacer juicios devaluando el trabajo de un sexo u otro. Si les das a tus hijos la imagen de que el trabajo del hogar es denigrante o poco importante. Lo único que lograrás es que ellos nunca valoren ni respeten esto. Y lo mismo con cualquier otro tipo de trabajo. Es muy importante que tanto tu esposo como tu cultiven sus cualidades masculinas y femeninas pues son ustedes el modelo a seguir de sus hijos. Es decir, además que comprarle una bicicleta a tu niña para que practique ejercicio, es necesario que ella te vea que sales a trotar, o que haces aeróbicos. Si quieren que tu hijo sea un hombre correcto y educado, es importante que se de cuenta de que su papá te respeta, te apoya y valora a su familia. Recuerda que los niños pequeños, desarrollan su identidad sexual, jugando con niños de su mismo sexo e identificándose con su papá o su mamá según su sexo. Un niño, que desde temprana edad, manifiesta mayores características femeninas como el deseo de jugar con muñecas al mismo tiempo que evita juegos bruscos, tiene mayor posibilidad de llegar a ser homosexual. Sobre todo, si su padre lo obliga a ser hombre, burlándose de él, haciéndolo sentir que no lo quiere, etc. Si tu niña o niño parece realmente descontento con su sexo, es importante que consultes a tu médico y busques ayuda profesional cuando aún estás a tiempo.

Es Hiperactivo

La hiperactividad es una situación que requiere de tratamiento médico especializado. Y para saber si realmente tu bebé es hiperactivo, es necesario llevar a cabo una serie de pruebas. Esto es diez veces más común en los niños que en las niñas, pero además de estar en constante movimiento, se tiene una conducta impulsiva y atención dispersa. Por esta razón es difícil que catalogues a tu bebé de un año como hiperactivo. Es importante entender que si tu bebé ha empezado a tener movimiento propio gracias a que gatea o camina, lo único que ahora le interesa es descubrir un mundo nuevo lleno de sorpresas y experiencias diferentes. Es por esto que parece no tener descanso. Sin embargo, si continua su conducta hiperactiva, y si te das cuenta de que conforme va creciendo no logras mantener su atención por unos minutos en el mismo asunto. Será necesario que hables con tu médico. Asegúrate de que tu bebé tenga las horas suficientes de descanso, ya que cuando se está más cansado es más difícil desacelerarse. Motívalo a realizar actividades tranquilas como juegos de mesa didácticos, lectura, etc. A esta edad, recuerda que necesita del apoyo de un adulto para este tipo de actividades. Puedes también darle un baño de agua tibia para que ya no esté tan inquieto. Así mismo como observar si está bien alimentado. Muy pocas veces, pero puede llegar a suceder que el exceso de azúcar, colorantes, etc. provoquen hiperactividad.

Ve Mucha Televisión

La televisión es totalmente nociva para tu bebé y para toda tu familia. Durante los primeros diez meses de vida de tu bebé, si lo pones a ver este aparato. Lo único que logras es crear en EL confusión ya que no puede entender lo que está viendo y solamente está frente a una hipnótica caja de luces y colores. Si lo acostumbras a estar frente al televisor para que tu puedas hacer tus tareas, y ella sea su niñera, finalmente a lo largo de su vida pasará más horas en el aparato que en la escuela, Y si no controlas y observas lo que está viendo, en poco tiempo, habrá presenciado miles de asesinatos, golpes, escenas violentas, sexuales y demás. Así mismo, será víctima de los comerciales que por su conducto te obligarán a comprar productos inútiles y de dudoso valor. Además el abuso de la televisión se relaciona con el bajo aprovechamiento escolar así como con la obesidad. Y perjudica gravemente la relación familiar.

La televisión le enseñará a tu bebé una visión del mundo inexacta, lo confundirá y le infundirá valores negativos. Es muy difícil encontrar programas que realmente valgan la pena para niños. Existen algunos documentales interesantes o programas que infunden conocimientos y conceptos pero ninguno de estos se recomienda para niños menores de diez meses. Cuando tu bebé tenga edad suficiente para entender un buen programa televisivo, permítele ver uno sólo y de preferencia sin comerciales. Los apropiados pueden ser Plaza Sésamo y Barney. Si te es posible, quédate con EL para que comentes y señales a cada personaje y le expliques las escenas que aún no entienda. Inclusive cuando sea mayorcito es importante que limites el tiempo y ciertos programas. Para que puedas tener éxito en esta labor, al igual que en cualquier otra cosa, debes darle el ejemplo.

Si tu bebé nota que los miembros de la familia pasan gran tiempo frente al televisor, querrá hacer lo mismo. Si en tu casa permanece encendida la tele mucho tiempo, cuando la apaguen, la extrañará pues pensará que lo lógico es que esté prendida. Es de suma importancia que no permitas que se encienda el televisor a la hora de la comida ya que rompe totalmente con la comunicación familiar y en un futuro no te extrañe no saber quién es, qué hace ni qué le gusta a tu hijo o hija. Una buena opción es que en lugar de permitirle ver televisión, le proporciones la oportunidad de escuchar música clásica, también puede resultar bueno alguna cinta de video para que lo que vea no tenga comerciales y esté totalmente autorizado por ti.