Como madre primeriza es normal que sientas miedo a la hora del baño del bebé. El temor a que le pase algo, a no saber cogerlo, es algo que les pasa a todas las madres, pero sólo dura unos días.

No pierdas la calma y relájate, prepara la bañera, comprueba la temperatura del agua y pon al bebé tumbado, sujétale la cabeza con la mano, pero ten mucho cuidado en no mojarle el ombligo en los primeros días de nacido.

En caso de que el bebé se resbale, sólo debes sacarlo del agua, no te preocupes, que no se va a ahogar. Cuando sea invierno, deja el lavado de cabeza para el final, en caso de que ya tenga varios meses, derrama agua por la espalda cuando esté jugando, así no la sentirá fría.

Puedes meter el bote del jabón en el agua, así podrá jugar con ellos y se calentarán. Debes colocar poco agua en la bañera, en caso de que se enfríe, sólo debes rellenarla con más agua caliente.

No tengas miedo de responder tus dudas ante una madre más experimentada, ya con el tiempo tú serás una de ellas y podrás ayudar a tus amigas.

banar-bene2

El baño de tu bebé debe ser un momento de conexión entre ambos, por lo que disfruta durante la hora del aseo, tu pequeña criatura lo disfrutará y se sentirá agradecido de que su madre lo tenga siempre limpito.