Ahora que tu bebé ya tiene doce meses y empieza a caminar y a hablar, tiene un mundo nuevo a sus pies que explorar y conocer. Es importante que cuente con todo tu apoyo para su continúo desarrollo físico, mental, social y emotivo. Recuerda que es necesario que lo motives para caminar y pronto lograr dominar esta habilidad por si mismo. Puedes colocar algún juguete que le guste en un punto un poco alejado para que trate de alcanzarlo caminando.

No lo regañes, si no lo logra o si no quiere intentarlo. Al contrario, tómalo de la mano, abrázalo y ayúdalo a conseguirlo. Es también importante que no esté siempre encerrado en su casa. Llévalo al parque, a jugueterías, a centros comerciales, restaurantes a museos.

Aunque pienses que es muy pequeño para esto último, te sorprenderá ver cómo se interesa en una exposición de pintura. Si por ejemplo, tiene temor a la resbaladilla, súbete con EL para que te deslices abrazándolo y así vaya adquiriendo confianza. Facilítale material didáctico pues ya tiene edad suficiente para incursionar en diferentes tipos de actividades las cuales lo prepararán para dominar otras destrezas.

Seguridad

En este momento, que tu bebé, ya se mueve con bastante destreza debes estar todo el tiempo vigilando que no haya riesgos a su alrededor como la reja de la escalera abierta. Tampoco debes permitir que se acerque a automóviles sobre todo si están encendidos. Debes tener mucho cuidado en las calles y entradas de coches. En poco tiempo podrá trepar por donde menos te imagines por lo que será necesario en tu casa, que guardes bajo llave todo aquello que pueda ser peligroso si lo alcanza. De hecho, es necesario que aprenda a subir a una silla, a la cama, etc. pero tienes que asegurarte que estos muebles tengan firmeza suficiente para que no se caiga. Y recuerda que aún necesitas estar con EL pues es pequeño y corre riesgos. Sin embargo, debes marcar límites y enseñarle que hay lugares prohibidos pues son peligrosos. Esto tendrás que recordárselo en diversas ocasiones ya que su memoria a esta edad es corta.

Juguetes Diversos

Existen una gran variedad de juguetes didácticos que pueden ayudar en gran forma a tu bebé. Por ejemplo los que son para empujar y jalar, pueden motivar y ayudar a tu bebé a caminar con mayor seguridad. Los cochecitos para montar y empujar con los pies, también pueden funcionar para lograr este fin.

Sin embargo, recuerda que la andadera ya no debe usarla en este momento, pues entorpece el movimiento independiente. Hay también juguetes en los que tiene que sacar y meter las piezas guiándose por la figura geométrica correspondiente lo cual le permite ser observador y enfrentarse a retos. Al mismo tiempo que puede aprender los colores y adquirir habilidad manual. Puedes también darle una caja con objetos que pueda meter y sacar constantemente. Al principio le resultará más fácil sacar, pero poco a poco irá dominando ambas destrezas. Los juegos con agua son también muy convenientes y divertidos aunque es mejor intentarlos dentro de la tina. Aquí también puedes hacer pompas de jabón las cuales tu bebé disfrutará enormemente. Proporciónale crayones y papel el cual puedes fijar a la mesa o al piso con cinta adhesiva. Pero no le des lápices o plumas pues son demasiado peligrosos.

La pintura digital también es probable que le guste. Es importante que al terminar la sesión de colorear o pintar, recojas inmediatamente el material para que se acostumbre a que esto no se usa en otro momento ni en otro lugar. De no hacerlo, lamentarás ver tus paredes y muebles pintados. Recuerda que desde temprana edad debes fomentar hábitos de limpieza y orden en tu bebé. Los juguetes de habilidad que requieren de girar, torcer, cambiar, etc. Lo estimulan a utilizar sus manos en diversas formas. Sin embargo, tardará más tiempo en dominarlos pues requieren de mucha práctica. Pero cuando los domine podrá pasar mucho tiempo jugando con ellos pues ofrecen mucha concentración. Puedes inventar juegos de imitación; por ejemplo, papá empieza a aplaudir, mamá lo imita y finalmente tu bebé también los imitará. En poco tiempo, EL podrá ser el líder.

Acostúmbralo a hojear y leerle libros con imágenes llamativas. Trata de hacer esto varias veces al día aunque sea por unos minutos cada vez. De esta manera inculcarás el hermoso y necesario hábito de la lectura. Permítele desarrollar su imaginación inventando juegos y juguetes hasta con lo más sencillo. Practica diversas habilidades a base de juego como abrir y cerrar una caja con la que no corra riesgo de lastimarse. Imaginar que están batiendo harina para un pastel, bailar, etc. Todo esto con el fin de mejorar su coordinación motriz. Es muy importante que tengas mucha paciencia. Si recuerdas, te darás cuenta que tu bebé ha progresado muchísimo desde sus seis meses hasta este momento aunque aún no logra poner atención por largo tiempo. Conforme crezca, su atención, se irá incrementando. Asegúrate de aplaudir sus éxitos.