Necesitas asegurarte de realizar varios cambios en tu casa para lograr la total seguridad de tu bebé y tu propia tranquilidad. Recuerda que si él visita mucho otra casa como por ejemplo la de sus abuelos e incluso en ocasiones se queda con ellos parte del día, es importante extender estas reglas para allá también. Gran parte de los accidentes se deben a una mala previsión del ambiente que rodea a tu bebé. Es mucho más sano el empezar ahora mismo con todos los cambios que requiere.

Protege las Ventanas

Si tu casa tiene ventanas al nivel del piso, es importante que les pongas protecciones o por lo menos las gradúes de acuerdo con el fabricante para que no se puedan abrir más de quince centímetros.

Persianas y Cortinas

Si tienen cordones largos que tu bebé pueda alcanzar, amárralos para alejarlos de él y no coloques su cuna o silla alta cerca de estos para evitar que los jale.

Cables Eléctricos

Colócalos atrás de los muebles y lejos del alcance de tu bebé. Asegúrate que no queden a la vista cables de lámparas, plancha o aparatos que él pueda jalar y tirarse encima.

Contactos

Es muy importante que cubras las tomas de corriente con tapas especiales o inclusive con cinta adhesiva. Y si es posible coloca un mueble frente a ellas. Para evitar que tu bebé introduzca su dedito húmedo o algún pasador del cabello u otro objeto.

Ceniceros

Es preferible que no permitas que se fume dentro de tu casa. Sin embargo, si no puedes evitarlo, mantén los ceniceros donde no los alcance tu bebé para evitar que introduzca en su boca cenizas o colillas. Si hay visitas limpia los ceniceros conforme se vayan ensuciando para que no los encuentre primero él.

Muebles en Mal Estado

Si algún mueble está dañado o en mal estado, es importante que lo repares inmediatamente, antes de que te ocasione un problema. Asegura bien a la pared libreros y estantes que no tengan mucha estabilidad y que tu bebé pudiera echarse encima.

Puertas y Cajones

Mantén estos bien cerrados para evitar que tu bebé se pegue o machuque. O inclusive que los utilice como escalones para alcanzar algún objeto lejano. Si lo que contienen ofrece riesgo, ponles llave. Si las jaladeras o botones de tus puertas o cajones están flojas, cámbialas o apriétalas firmemente.

Plantas

Levántalas a una altura donde tu bebé no las alcance y no pueda echárselas encima ni comerlas ya que hay algunas venenosas. Entre las cuales se encuentran: Hiedra inglesa, caña agria, jacinto, dedalera, hortensia, rizomas de lirios, lirio de los valles, filodendro, cerezo de Jerusalén, azalea, narciso, adelfa acebo, semillas y hojas de tejo japonés, espuela de caballero, laurel, alheña, hoja de la mata de tomate, vainas y semillas de glicina, muérdago y flor de pascua.

Pintura con Plomo

Si alguno de tus muebles, juguetes o paredes está pintada con pintura que contenga plomo, asegúrate de que les mandes quitar esa pintura y les pongas nueva sin plomo.

Escaleras

Es muy importante que protejas a tu bebé de las escaleras colocando una reja de seguridad en la parte alta. y otra en el tercer escalón de abajo para arriba si tu bebé también juega en el piso de abajo.

Barandal

Es imprescindible que revises el barandal y cada uno de los barrotes de tu escalera para evitar que estén flojos o sueltos y checa que no tengan más de doce centímetros entre uno y otro para que tu bebé no quepa entre ellos.

Calefactores y Aire Acondicionado

Protégelos con barreras o tapas para que tu bebé no los toque.

Chimeneas

Coloca frente a ellas protección para que tu bebé no se acerque a tocar las llamas. Si es un calentador eléctrico, desconéctalo cuando no esté en uso y de preferencia guárdalo fuera de su alcance.

Mesas con Cubierta de Vidrio

Tápalas con una carpeta gruesa o mantenla temporalmente fuera del alcance de tu bebé.

Manteles

Debes evitar que cuelguen ya que tu bebé puede jalarlos y tirarse encima lo que esté sobre la mesa. De preferencia, no lo pongas hasta que tu bebé ya entienda que no debe tirar de él.

Esquinas de las Mesas

Es importante que protejas los bordes y esquinas de las mesas para evitar que tu bebé tropiece y se pegue con ellas.

Adornos

Y pisapapeles, colócalos donde tu bebé no los alcance.

Tapetes Sueltos

No permitas que estén en las escaleras, ni arrugados en el piso. Es importante que tengan abajo un antiderrapante para que al pisarlos no provoquen patinadas.

Alfombras

Si tiene algún área suelta, pide que te la arreglen para evitar tropezones.

Caja de Juguetes

Es preferible que no tenga tapa. Sin embargo, si la tiene, es necesario que sea ligera. Pero lo ideal es un anaquel abierto.

Piso Libre de Estorbos

Revisa constantemente que no haya juguetes o cualquier otro objeto tirado cerca de las escaleras o zonas donde puedan causar riesgo. Si se derrama algún líquido, debes limpiarlo inmediatamente para evitar accidentes importantes. Recoge periódicos y revistas ya que las tintas contienen plomo y si tu bebé las introduce en su boca pueden dañarle.

Cochera, Cuarto de Lavado y Áreas de Herramientas

Mantenlos bien cerrados pues en estos lugares hay productos tóxicos y objetos peligrosos.

Tijeras, etc.

Cuchillos, abrecartas, rasuradoras y demás artículos de este tipo deben ser guardados en lugares seguros y lejos del alcance de tu bebé. Cuando los utilices debes asegurarte de que él no podrá tomarlos en un descuido tuyo y guardarlos de regreso inmediatamente.

Objetos Pequeños

Como canicas y cosas de menos de 3.5 centímetros de diámetro son peligrosísimas para tu bebé.

Lápices

Y plumas debes reemplazarlos por crayones no tóxicos.

Bolsas del Súper

Aléjalas del alcance de tu bebé. Así como cualquier otra bolsa de plástico como las de la tintorería, etc.

Costurero

Agujas, alfileres, dedales, hilos, botones, etc. son un riesgo inminente para tu bebé.

Herramientas

De cualquier tipo: carpintería, plomería, electricidad, albañilería, etc. Pinturas, solventes y demás deben estar muy lejos de tu bebé.

Juguetes

De los hermanitos mayores que contengan piezas pequeñas, triciclos, patinetas, etc. aléjalos de tu bebé. Mantén bloqueado el acceso a la recámara de los mayorcitos por medio de una reja.

Artesanías

Que puedan confundirse con alimentos. Como por ejemplo, imitación de frutas hechas de cera, piedra, papel mache, etc. Velas aromáticas con aspecto de helado, borradores para lápiz con aspecto y olor a fresa, etc.

Productos de Limpieza

Blanqueadores, detergentes, ácidos, lejía, bolitas de naftalina las cuales son venenosas. etc. Procura comprar los productos menos agresivos. Y los de envases menos llamativos en sus colores pues recuerda que a tu bebé esto le puede llamar la atención. No pongas líquidos peligrosos en envases de refresco, jugo o algún otro que tu bebé conozca y pueda tomar confiadamente. A los envases de este tipo de productos, márcalos con una X de cinta o color negro y enséñale a tu bebé que eso está prohibido para que él lo toque ya que ofrece grandes riesgos. Nunca tires este tipo de productos o venenos directamente al bote de basura. Tíralos por el drenaje a menos que la etiqueta te indique otra forma de desecho ya que pueden ser tan fuertes que dañen incluso tu tubería.

Otros

Pilas de reloj, vidrio, cerámica y artículos que se rompen, focos, grasa de zapatos, perfumes, cosméticos, medicinas, joyas como anillos, aretes, etc., silbatos de juguete pues pueden causar ahogamiento por la bolita que tiene dentro. globo de látex, lazos, cuerdas, cassettes y cualquier otra cinta parecida con lo que se pueda enredar alrededor del cuello, bebidas alcohólicas las cuales son también un gran riesgo para tu bebé, armas de fuego, si acaso, las tienes en casa. Alimentos pequeños como pasas, nueces, etc. y cualquier otra cosa que tengas en tu casa y que consideres peligrosa para la salud de tu bebé.