Lo Ideal

En este tu octavo mes de embarazo, lo ideal es evitar los viajes en lo posible. Ya que en este momento además de que resultará incómodo, puede ser peligroso puesto que podría sobrevenir el parto. Recuerda que un parto prematuro, no siempre puede ser previsto.

Aerolíneas

La mayoría de los médicos no recomiendan los viajes durante el último trimestre, sobre todo durante los meses octavo y noveno. De hecho, las líneas aéreas generalmente solicitan una carta de autorización del ginecólogo cuando el embarazo es ya de ocho meses. Esto se debe a que el riesgo de que el parto ocurra a gran altura en el aire o durante un vuelo largo es bastante grande. Si tu viaje es imprescindible, será importante que conozcas el nombre y todos los datos en cuanto a dirección, teléfono y horarios de un obstetra de confianza de la localidad a la que viajas.

Automóvil

Los viajes en automóvil de más de una hora, pueden resultar demasiado cansados en la etapa final del embarazo. Sin embargo, si tu médico te autoriza, es importante que recuerdes detenerte cada hora o máximo cada dos horas para caminar un poco. Si el tiempo de transporte es corto, no existe ningún problema. En caso de que tú seas quien maneje, tampoco hay problema siempre y cuando te sientas cómoda detrás del volante y no hayas tenido mareos. Sin embargo, es importante que no intentes manejar tú misma cuando la dilatación inicie. Recuerda también que ya sea que vayas como conductora o pasajera, es necesario que utilices el cinturón de seguridad.