Será un placer comprarle su calzado y accesorios.
A esta edad tu bebé realmente lo mejor para tu bebé serán unos zapatitos tejidos o sus pies descalzos. Sin embargo, no hay inconveniente si quieres calzarlo. Como él aún no puede caminar, no necesita zapatos para este fin por lo que debes comprarle calzado de poco peso, de material aireable, no plástico. Con suelas flexibles que a través de ellas puedas sentir sus deditos. No le pongas suelas duras ni zapatos con caña alta y rígida para proteger el tobillo, ya que esto es innecesario y sólo lo perjudicarían ahora y cuando empiece a caminar. Cuando le midas el zapato, observa si entre su dedito más largo y la punta del calzado queda espacio para tu pulgar. Y para medir el ancho, pellizca el costado del zapato en la parte más ancha del pie, si lo consigues significa que está bien. Nunca se los compres muy pequeños.