¿Cómo bajar la fiebre del bebé con remedios caseros?

La fiebre en los bebés implica que su sistema inmune está luchando correctamente contra la enfermedad, sin embargo, es normal que los padres se alarmen – sobre todo si son primerizos – antes de entrar en pánico o caer en la desesperación aprenda a combatir esta reacción natural con remedios caseros.

La forma correcta de actuar ante la fiebre de su bebé:

El primer paso antes de proceder frente un cuadro febril en su bebé, es considerar su edad, la temperatura alcanzada y la cantidad de días que viene presentándola, tres variables que le orientarán acerca de la necesidad o no de acudir al pediatra.

En caso de que su niño tenga 3 meses o menos alerte de inmediato al pediatra quien le indicará si es perentorio acudir al servicio médico. Entre 3 y 5 meses, conviene llamar al médico una vez que la temperatura supere a los 38º; mientras que después de los 6, lo hará de alcanzar los 39°C o más.

Otros parámetros por las que se recomienda la visita a su especialista son fiebres que no ceden tras 24 horas de su aparición; además de acompañarse con síntomas adicionales como:

  • Dificultad respiratoria
  • Irritabilidad o estado adormecido
  • Rigidez en el cuello
  • Erupciones en la piel
  • Perdida del conocimiento o convulsiones
  • Diarrea o vómitos persistentes.

Alternativas caseras para bajarle la temperatura a un bebé

Alivie el malestar febril de su bebé con los siguientes remedios caseros:

1.      Utilice compresas frías:

Con ayuda de una compresa, refresque frente, nuca, axilas y muñecas del bebé; bastará con empapar un paño en agua fría hasta que la misma se caliente, repita las veces que sean necesarias. Hay quienes potencian el efecto combinando a partes iguales, agua y alcohol, aunque el olor de este último ingrediente suele molestar al bebé, de apostar por el método, aplíquelo solo en los pies.

2.      Vístalo con ropa ligera:

Dejar al bebé desnudo puede ser tan contraproducente como arroparle para que “sude la fiebre”; al ser la piel el órgano más grande de su cuerpo, demandará refrescarse cuando hay  fiebre; retire ropas y mantas que le mantengan pesadas, en su lugar, vístalo con ropa cómoda y ligera.

3.      Báñelo con agua templada:

Llene una tina con agua templada y ofrézcale a su bebé un baño relajante, dejándole hasta que su cuerpo se enfríe. Es desaconsejable el uso de agua fría, pues comenzará a temblar elevando su temperatura corporal, adicional al rechazo que solo hará más tensa la situación.

4.      Hidrátelo muy bien:

Prevenga una posible deshidratación suministrándole una dieta líquida hasta que la fiebre baje por completo; en caso de que esté amamantando, bastará con la lactancia materna para lograr el cometido, de lo contrario, jugos, gelatinas o helados de frutas contribuirán a refrescare. Por otra parte, los galenos aconsejan la ingesta de suero oral, pero son pocos los bebés que disfrutan del sabor, haciendo del agua de coco, una alternativa natural.

5.      Refresque la habitación:

En la habitación donde esté el bebé debe imperar la ventilación pues el aire fresco contribuye a bajar la fiebre; de utilizar calefacción, descienda un poco más  de lo habitual la temperatura a fin de que evitar el exceso de calor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here