Ten en cuenta estas dermatitis que pueden presentarse en tu bebé

Ten en cuenta estas dermatitis que pueden presentarse en tu bebé
Ten en cuenta estas dermatitis que pueden presentarse en tu bebé

Es bien conocido que la piel de los bebés es totalmente distinta a la de los adultos. Es mucho más sensible y por ello, suelen generarse algunas reacciones a factores externos que produces picazón, ronchas y otros daños en la dermis. Hay que tener en cuenta los síntomas y darle tratamiento dependiendo de la sugerencia del médico, porque generalmente los padres recurren a remedios caseros que en algunos casos, terminan por complicar aún más la situación.

Te contamos cuáles son las patologías más comunes en bebés y lactantes, a fin de aprender a atender los casos con ayuda de los especialistas.

Quizás hayas oído mucho sobre el eccema, se trata de una dermatitis atópica que se presenta como reacción alérgica que suele aparecer los primeros meses de vida. Las señales se pueden determinar en la cara, codos, rodillas, cuero cabello y torso. La piel luce enrojecida, seca y agrietada. La picazón es constante.

No hay que asustarse. Lo que hay que hacer es aplicar cremas de esteroides o cualquier otra que sea recomendada por el dermatólogo o pediatra. Otras sugerencias que hay que seguir es colocarle manoplas al bebé para evitar que él mismo se rasque. Las uñas deben mantenerse cortas. La vaselina también resulta una buena opción y debe untarse unas tres veces al día en las zonas afectadas. Evitar productos con muchos químicos o aromas.

Al momento de lavar la ropita del niño, hacerlo a mano y con jabones o productos que no sean muy fuertes. No es buena idea ponerle ropa de lana al niño, porque podría tener una reacción al tipo de tela. La sudoración constante también contribuye a fomentar este tipo de dermatitis. Los tiempos de baños deben ser cortos y el bebé tiene que secarse muy bien. Aplicar cremas luego de este paso.

Existe la dermatitis por contacto. Es cuando al bebé se le presentan ampollas al tener contacto con pulseras, collares, zarcillos, correas o cualquier otro accesorio, cuando rozan la piel. Lo primero que se debe hacer es quitarle al niño el elemento que le produce el daño y aplicarle esteroides tópicos u otro medicamento que calme la lesión. Es bastante común ver este tipo de daños. De esta manera, los padres podrán ir determinando lo que le hace bien o no a su hijo.

La dermatitis más común de todas es la causada por el pañal. Siempre se pueden ver lesiones ocasionadas por el roce permanente de esta prenda con la piel del niño. Ocurre cuando el chico pasa mucho tiempo con el pañal sucio. Comienzan a aparecer enrojecimientos, irritación y picazón. También hay que tener en cuenta que algunos productos les generan esta reacción.

Es necesario revisar los ingredientes y componentes de algunos implementos como toallitas húmedas, cremas, jabones y detergentes. Generalmente, los materiales usados en los pañales desechables impiden que la dermis del bebé respire adecuadamente, allí da paso a la presencia de hongos y erupciones molestas. Indispensable llevar infante al médico en caso de que persista la patología.

En algunos casos, la comezón es producto de un hongo llamado candida albicans, el cual se presenta con ronchas rojizas que se expanden hacia otras partes del cuerpecito. Son comunes verlas en la espalda, los pliegues de las piernas y el torso. Los pañales deben cambiarse de manera constante para que la piel no tenga mucho contacto con la orina y las heces. Además hay que lavar la parte genital del bebé con abundante agua o con toallitas húmedas. En caso de que la dermatitis ya haya aparecido, es recomendable untar cremas antipañalitis antes de colocar el pañal. En el mercado existen muchas opciones que evitan que la situación se complique y que el bebé se sienta incómodo. Si la afección persiste y es más complicada, será el pediatra o dermatólogo el único responsable en recomendar un producto adecuado.

Por último, está la dermatitis seborreica, que se presenta con escamas blancas o color amarillo. Se atiende como en los casos anteriores. Lo mejor que los padres deben hacer es instruirse y no automedicar al niño. Esa decisión puede ser muy grave en caso de que se haga un diagnóstico equivocado. Tenga confianza con el médico de su bebé, sólo él puede ayudarle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here