¿Cómo evitar cólicos en niños?

¿Sufre al ver a su bebé llorar por largos periodos de tiempo producto de los molestos cólicos? la solución para evitarlo la traemos en esta entrada, ponga en práctica recomendaciones sencillas a la hora de alimentarlo y comience a ver la manera en la que irán disminuyendo.

19-.Cómo evitar cólicos en niños

La falta de madurez del sistema digestivo de los bebés hace que los cólicos se conviertan en uno de los problemas de salud más comunes que puedan aquejarlos; tras un evalúo pediátrico para descartar que su hijo no presente ningún trastorno alimenticio que le genere llanto, es posible poner en práctica ciertas estrategias que prevengan la aparición de la desesperante patología; o en su defecto, encuentre la manera más rápida de calmarlo.

4 técnicas eficaces para evitar los cólicos en niños:

Por lo general, cerca de la mitad de los casos de cólicos tienen su origen en los gases, los cuales se producen por dos causas básicas: por una parte, está la fermentación de la leche tras llegar al estómago y mezclarse con los jugos gástricos; y por la otra cuando involuntariamente, el infante traga aire al comer. ¿Cómo se previene? de la siguiente manera:

1.      Utilice biberones con flujo regulado:

Si la idea es evitar que su bebé trague aire mientras come, lo ideal es que el biberón con que el que lo alimenta disponga de chupón regulador de flujo y elevarlo bien; en caso de que lo amamante, opte por pausar el proceso cada 15 minutos, cambiando de seno.

Es importante que entre cada toma, insista en que su pequeño expulse los gases, colocándolo boca abajo para darle suaves palmaditas en la parte superior de su espalda, acompañadas de masajes siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

2.      Aliméntelo semisentado:

Sea que tome biberón o leche materna directa del seno, es importante que su bebé coma semisentado. Recuerde que el alimento que consume el niño puede retornar hacia el esófago luego de combinarse con los ácidos gástricos en el estómago, llegando a la boca en forma de vómito o volviendo al sitio de origen sin ningún esfuerzo, lo que es igual de contraproducente para la calidad de vida del infante.

3.      Sáquele los gases frecuentemente:

Cuando el bebé se muestra inquieto mientras come, llora o suelta el biberón o pecho es porque generalmente tiene gases, ayúdelo a expulsarlos:

  • Disponga en su hombro, una toalla que lo cubra en caso que expulse la comida por la boca
  • Coloque al pequeño encima de su pecho cuidando que la barbilla quede apoyada en el hombro
  • Mientras que con una mano sostiene su cabeza, con la otra frotará la espalda del pequeño o le conferirá palmadas suaves para estimular el eructo.

4.      Acuéstelo en la postura correcta:

Otro factor influyente en la aparición de los cólicos es la manera en la que acuesta a su bebé; lo indicado es que duerma de lado apoyado en dos almohadas – una delante y otra detrás – la idea es que no quede ni boca arriba, ni boca abajo; no olvide que es la posición recomendada para evitar incidentes como la muerte súbita.  Asimismo, es conveniente que eleve la cabecera de su cuna a 45 grados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here