El que su bebé patee mucho o poco en el vientre tiene sus razones

Como mujer, no hay experiencia que se iguale al de sentir otra vida dentro de su cuerpo; emoción que se multiplica cuando sienten las primeras dulces patadas de su bebé, pues desde que se enteran de su embarazo, anhelan el día en el que sentirán sus movimientos.

24-.El que su bebé patee mucho o poco en el vientre tiene sus razones

¿Cuándo comienza a moverse el bebé?

Por lo general la madre primeriza notará el movimiento trascurridas las 16 semanas de gestación, para otras les es posible hacerlo entre las semanas 13 o 16. Lo cierto es que ese burbujeo, cosquilleo o sensación de una palomita de maíz que estalla en su interior comienza mucho antes de lo que puede percibir.

Los movimientos comienzan una vez que el embrión se convierte en feto – alrededor de la octava semana – sin embargo, no es hasta las catorceava aproximadamente que empieza a ganar peso y masa muscular dándole mayor firmeza.  Asimismo, es necesario entender que un bebé puede moverse más como respuesta a estímulos externos, por ejemplo la luz y los alimentos que consuma.

Semana 24 ¡llegaron las pataditas soñadas!

Debido a su crecimiento y el espacio más reducido de su útero, en esa etapa los movimientos del bebé en el vientre comenzaran a sentirse con mayor frecuencia y fuerza; de hecho, la alegría puede acompañarse de un poco de dolor. Sin embargo, esta no es una fecha generalizada, pues todos los bebés se comportan de forma diferente y si bien es común y divertido acariciar esos bultos que mostrará su abdomen, así como los codazos, giros, cambios de posición e incluso, algunos demoran más en regalarle esta emoción a sus mamis.

Las patadas nocturnas:

Pese a que en ciertos embarazos se evidencia una sincronía entre el día y la noche de madre e hijo, en otros, los bebés harán del día, la noche; esto se debe a que los movimientos diurnos de una madre activa le arrullan por lo que pasa entre 90 a 95{70936697f4b54b9de23a9ff740162123a7ccfd925be0c44dc3cd1752dc5ee18d} durmiendo dejando para esos minutos de relajación y hora de dormir, las patadas más vigorosas.

Otras razones por las que serán más frecuentes y agudas, son después de tener un orgasmo o si se recuesta sobre su costado izquierdo, pues incrementa el flujo sanguíneo que llega al bebé fomentando su movimiento.

Aproveche el momento para crear vínculos

El estar en movimiento indica que el bebé está despierto, aproveche ese momento para hablarle y esperar su reacción; de ello lo importante que todos los integrantes de la familia lo intente así reconocerá sus voces. Es importante que esté relajada mental y físicamente, de lo contrario costará más la conexión.

¿Qué pasa cuando los movimientos son reducidos?

Alcanzado el tercer trimestre de gestación, el bebé dispone de menos espacio para moverse, por ende, es normal que disminuya la frecuencia de sus movimientos a partir de la semana 32.No obstante, en los últimos 15 días  – y suponiendo esté de cabeza – posiblemente sentirá sus patadas en las costillas como una presión molesta.

En caso que no lo sientes moverse, estimúlelo, tomando agua fría, hablándole o comiendo algo dulce; si transcurridas un par de horas aún no lo siente, conviene que acuda a su médico, pues puede ser indicio de un fallo en el suministro de nutrientes u oxígeno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here